La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Desarrollo nacional y social

En los debates la partidocracia y los seudoindependientes se disputan cuál de todos ha favorecido más la corrupción, el nepotismo y la impunidad

En los debates la partidocracia y los seudoindependientes se disputan cuál de todos ha favorecido más la corrupción, el nepotismo y la impunidad. He allí la podredumbre que carcome a quienes nos han gobernado.

Alejados del pueblo, tienen que argumentar que han visitado o consultado a este. Una vez más, como en todos los comicios electorales, la partidocracia retoma el discurso de los pobres, para, una vez en el Gobierno, imponer medidas antipopulares que lesionan la dignidad humana.Imponen lo que el papa Francisco ha llamado ‘capitalismo sin límites', que representa una nueva tiranía invisible. Esta es la economía neoliberal que desde 1979 a la fecha se aplica por la fuerza a los panameños, tanto por Gobiernos PRD, panameñistas y Cambio Democrático como por sus satélites.Tal como queda establecido, los resultados que arroja la implementación de las medidas de política neoliberal son contradictorios, puesto que, si bien han generado crecimiento económico en algunas actividades económicas, ha concentrado la riqueza en pocas manos (115 ultramillonarios), ha deteriorado la base productiva del país (agro e industria), incrementado la exclusión e inequidad social (20 % de la población en pobreza multidimensional), fomentado e incrementado el endeudamiento público y la corrupción.

El pueblo sabe que solo Saúl no ha sido parte de Gobierno alguno, que es el único que lucha para que se atiendan las necesidades fundamentales de vida de la mayoría de los panameños. Que solo el FAD está presentando una propuesta de desarrollo nacional y social que tiene como centro del quehacer social la vida digna.Desde el FAD nos hemos comprometido a levantar ‘Un Panamá para Todos': humano, democrático, justo, equitativo y solidario. Ello implica una Economía que garantice la Vida Digna y Decorosa para todos los panameños; que priorice la satisfacción de las necesidades sociales más apremiantes de la población.

En primer lugar, como medida fundamental del Programa de Gobierno, se encuentra restablecer el poder del Estado para orientar y regular la economía y gestar actividades productivas, optando por la planificación como instrumento macroeconómico y orientador de las políticas económicas sustentables. Igualmente, recuperar y promover los sectores productivos (agro, industria), a fin de desarrollar una política económica eficiente al productor nacional; que garantice la seguridad alimentaria de nuestro pueblo a precios justos. Revisión de la política fiscal, tanto en lo presupuestario como en lo tributario, dirigido a alcanzar la inversión social y distribución del ingreso requerido en beneficio de nuestro pueblo.Es decir, es necesario reorientar la política económica centrando nuestra prioridad en un desarrollo nacional de forma tal que pueda orientar eficazmente la economía del país frente a las imperfectas y excluyentes ‘fuerzas del mercado'.En materia del desarrollo social, se prioriza la atención de las demandas básicas insatisfechas, lo que implica impulsar trabajo digno y salarios justos; garantizar la alimentación y los requerimientos nutricionales, con precios accesibles y una alimentación saludable; que la educación sea pública, realmente gratuita y esté en función del desarrollo nacional; garantizar el acceso a la salud, agua potable, sistemas de alcantarillado, disposición y recolección de basura, vivienda decorosa, transporte eficiente y un ambiente sano. La prioridad será atender la deuda social.El FAD se propone cambiar en lo profundo, la situación imperante y construir una sociedad verdaderamente democrática, popular, equitativa, participativa y con justicia social, en la cual impere la solidaridad humana y el respeto irrestricto a todos los derechos humanos, que oriente y garantice un desarrollo humano integral, en equilibrio con la naturaleza y la sostenibilidad de la vida para las presentes y futuras generaciones.El pueblo es consciente de que para alcanzar ello es necesario un Gobierno distinto a los que han administrado el Estado, que es necesario que el pueblo sea Gobierno, tal como plantea el FAD.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI - FRENADESO.