La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Fernando Boyd Galindo

Columnistas

CSS: aportes al debate

‘La estructura de la Caja de Seguro Social (CSS) debe segregarse en dos sectores que son muy diferentes y requieren de su separación para poder administrarlos de buena forma'

Escribo las siguientes ideas para aportarlas a un debate que se hace menester enfrentar lo antes posible.

La estructura de la Caja de Seguro Social (CSS) debe segregarse en dos sectores que son muy diferentes y requieren de su separación para poder administrarlos de buena forma.

1.— El Sector de Invalidez, Vejez y Muerte

Este Sector es el que tiene que ver con las pensiones; es el único que requiere de reservas. Es una estructura basada fundamentalmente en cálculos actuariales. Y este sector también tiene que dividirse en dos estamentos. El primero es el de los asegurados que ya tienen una pensión, junto a los que aún están cotizando, pero que se mantienen en el programa anterior llamado de Solidaridad, el cual ya sabemos que es imposible de mantener a través del tiempo. Y no se puede sostener simplemente porque alguien que hoy día recibe $600 de jubilación requeriría de al menos 10 cotizantes que lo sostengan con sus aportes, y hoy la relación entre cotizantes y pensionados es mucho menor, sin incluir todos los que hoy día reciben mucho más de los $600 mensuales, lo cual agravaría aún más la situación.

Con este sector habría que hacer el cálculo actuarial para ver cuánto se necesita para cubrir las pensiones hasta que muera el último cotizante perteneciente a este sector.

El diferencial que se requiera para cubrir a este Sector tendría que proporcionarlo el Gobierno de diversas fuentes, y en concepto de los muchos años que el Minsa utilizó las facilidades y los recursos de la Institución sin que se le haya retribuido.

El segundo estamento es el de los cotizantes que hoy día hacen sus reservas de manera individual, y a este grupo hay que instruirlo de manera clara y constante sobre cómo debe ahorrar para acumular los fondos que le permitan retirarse con una pensión adecuada para su estilo de vida. A ellos habría que reponerles en sus cuentas individuales lo que hayan ahorrado hasta el día de hoy, para que tengan la certeza de que su dinero está bien guardado e invertido, por lo cual les es seguro seguir ahorrando y cumpliendo con su obligación. Igualmente, tiene que haber un castigo severo al que no ahorra, ya que se convertirá eventualmente en una carga para el Estado.

2.— Enfermedad y Maternidad

Debo empezar por decir que cualquier ser humano que se haya sometido al entrenamiento y sacrificios que se requiere para ser un profesional del campo de la medicina tiene mi más sentido aprecio y respeto, ya que no concibo que alguien que no tenga la vocación y la decisión de sacrificarse por el bienestar del prójimo pueda someterse a los rigores y a la intensidad de tanto años de desvelos.

Si algo negativo sucede en este Sector se debe en primera instancia a la ausencia de una buena administración y a la falta de controles y abusos del sistema por parte de los que les correspondía poner orden y disciplina en un ambiente laboral que no admite errores ni relajamientos de ninguna índole.

La CSS es la aseguradora más grande de la República, con más de millón y medio de asegurados cotizando.

Mucho se habla acerca de la no privatización de la CSS, figura que no entiendo. La CSS es un ente totalmente privado. Es privativo de los cotizantes. Juan Muñoz, agricultor independiente, no puede asistir a las facilidades de la CSS, ya que no es cotizante. Él tiene que ir a las instalaciones del Minsa para ser atendido.

Dicho esto, el administrador de este Sector tiene que velar por hacer que sus asegurados tengan la mejor atención médica, cuidando los gastos que se tengan que hacer. El asegurado debe tener todas las opciones que le sean posibles para ser atendido. Hasta hoy, las alternativas que tiene el asegurado son muy limitantes y no han sido capaces de ofrecerle soluciones rápidas y eficientes con la consecuente y conocida demora en ofrecer atención oportuna.

Esto conlleva a que la salud del asegurado cada vez se deteriore más, su sufrimiento sea prolongado más de lo necesario, pérdidas enormes de dinero por la ausencia en las plazas de trabajo, entre otras adversidades.

Hay que determinar el costo de atención por procedimiento, para ir buscando el costo más efectivo para cada uno. Una opción muy factible es el negociar los costos por procedimientos con todo proveedor de salud, incluso con los que hoy día están contratados por la institución. Cada unidad ejecutora debe rendir periódicamente su informe de eficiencia. Evaluar si es más rentable hacer que los asegurados puedan atender más del 80 % de sus malestares en sus propias comunidades, y a la hora que lo necesiten, para esto debe, el administrador, negociar con esos proveedores de salud que tienen facilidades (clínicas y hospitales) en todos los barrios del país.

La función de la CSS será la de supervisar que todos los proveedores de salud cumplan con la atención eficiente, efectiva y con un trato dedicado y delicado a todos los pacientes. Y asegurarse de que el que no lo haga no reciba más la referencia de sus asegurados.

Las enfermedades que requieran de atención más especializada podrán acudir a los cuidados de los hospitales que hoy mantiene la CSS o a privados que acepten la negociación como proveedores de servicios de Salud de la CSS.

El tema de la compra y distribución de los medicamentos a los pacientes es otra área que se debe atacar. Primero se debe tener un buen sistema de ‘software' que maneje inventarios, mínimos y máximos. Luego, se debe ir adecuando el cuadro básico de medicamentos para ubicar a los que puedan cubrir todas las afecciones, haciendo énfasis en que este cuadro básico debe ser todo lo amplio posible en cada renglón, para que puedan participar el máximo de ofertantes posible, siempre y cuando llenen los requisitos exigidos por Farmacia y Drogas (entidad que debe ser reforzada y adecuada a sus necesidades, aunque esto es facultad del Minsa). Igualmente con las fichas técnicas de equipos, las cuales deben hacerse para que se compre lo mejor al menor costo para la institución. En el proceso de compras deben disminuirse los pasos que se tienen que cumplir para que se ejecute la compra (en un momento determinado eran decenas de pasos).

*El Dr. Fernando Boyd Galindo estuvo vinculado a la Junta Directiva de la CSS desde 1990.

ODONTÓLOGO