La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Olimpo A. Sáez M.

Olimpo A. Sáez M.olimpo.saez@gmail.com

Columnistas

El cortocircuito estudiantil...

“[...] el CORTOCIRCUITO DE LA OPOSICIÓN ESTUDIANTIL se presentaba como un obstáculo para la unidad del NO PATRIÓTICO”

Luego del debate con los negociadores de los Tratados a finales de septiembre en el Paraninfo Universitario y la amenaza de que nos enterrarían con los 800 000 votos SÍ, el 23 de octubre, ya la oposición universitaria había perdido 15 días por el “corto circuito” que decía Torrijos teníamos los opositores. El “infantilismo y mesianismo revolucionario” de algunos grupos opositores, hacía imposible una plataforma unitaria de lucha política. Un régimen que controlaba la vida nacional con las armas, con el Gobierno en sus manos y con los sectores económicos, sociales, religiosos, sindicales y profesionales bajo sus mangas, hacía imposible la pelea.

La estrategia que diseñamos para enfrentarnos al SÍ a los Tratados y al Gobierno de Torrijos, fue movilizar internamente a la Universidad y no salir a las calles para evitar la contrapropaganda de LOS 4 GATOS.

A lo interno de la Universidad de Panamá, habíamos provocado algunas acciones y fuera de la Universidad se venían dando algunos pronunciamientos, sin que los universitarios se motivaran a participar:

1-. A la marcha del 7 de septiembre de 1977 de los estudiantes de la Facultad de Derecho contra los Tratados que se estaban firmado en Washington, acudimos muy pocos con el agravante de la represión y los 50 detenidos. Un total desconocimiento de la población sobre los Tratados del Canal. Ese día se publicó el texto en español.

2-. La reunión con Torrijos del 14 de septiembre, fue una sorpresiva cita, llena de incógnitas con grupos de la oposición de la Facultad de Derecho y la oposición del sectarismo “revolucionario” a la cita.

3-. La quema del auto de la Embajada de los EE. UU. en la Facultad de Arquitectura por parte de los estudiantes de la Facultad de Derecho. Miedo y rechazo de una gran parte de los estudiantes.

4-. La amenaza de Rómulo Escobar Bethancourt, jefe negociador por Panamá, con enterrarnos con todos los votos del Padrón Electoral o sea con 800 000 votos, el domingo 23 de octubre de 1977, no dejó de atemorizar a muchos.

5-. El “robo” de la Bandera Nacional que estaba cubriendo la fachada de la Facultad de Derecho a principio de octubre de 1977, cuya provocación movilizó a los estudiantes de Derecho, obligó a la Rectoría a entregar la Bandera Nacional. Eran estudiantes del SÍ a los Tratados.

6-. La publicación de las páginas en los periódicos de ERSA, la transmisión en TV de cuatro programas de la oposición (VP, LSR y CCT), los programas de Radio Libertad fue agitación para todos y la imprenta universitaria publicando las volantes y periódicos a los del SÍ y a los del NO, sin sectarismo, no habían motivado a los universitarios ni a la ciudadanía. Un silencio generalizado, frente a la propaganda masiva y apabullante del Gobierno día a día y minuto a minuto del Gobierno. El Círculo Camilo Torres llegó a imprimir 180 mil volantes en esos días, con lo que se trató de llegarle a todos los universitarios y a una parte de la población capitalina.

7-. El Cañonero de Domplín, el programa más popular del momento, transmitido por La Exitosa, fue nuestra trinchera preferida, allí nos tropezábamos con el pragmatismo del SÍ a los Tratados y a la ironía de Domplín, Pepe Zamora y Rony Sierra contra la oposición y su NO Patriótico.

8-. El Partido Liberal salió a pedir el voto SÍ a los Tratados y lo mismo hizo el Partido del Pueblo. La Democracia Cristiana dejó en libertad a sus seguidores con el SÍ o el NO. La empresa privada y las comunidades extranjeras salieron en ola a apoyar el SÍ a los Tratados. Las diversas iglesias, y en especial la Iglesia católica, se sumaron al SÍ a los Tratados.

9-. Una campaña internacional, montada a la derecha y a la izquierda, apoyaba los Tratados del Canal.

10-. En los EE. UU. se dio el mismo debate entre el SÍ y el NO a los tratados. Carter y Torrijos habían penetrado con la causa panameña en la sociedad norteamericana.

No había duda de que el CORTOCIRCUITO DE LA OPOSICIÓN ESTUDIANTIL se presentaba como un obstáculo para la unidad del NO PATRIÓTICO. El Gobierno de Torrijos tenía unidad en su estrategia, en su movilización y en sus consignas. Ellos eran los patriotas, los que querían la reversión del Canal de Panamá. Nosotros, los del NO PATRIÓTICO, queríamos que el Canal de Panamá siguiera en manos de los gringos. Así las cosas, llegábamos a la semana final del Plebiscito del 23 de octubre que organizaba el Tribunal Electoral de Panamá. El entierro de LOS 4 GATOS se estaba preparando...

Político