Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Avatar del Ricardo Molinar

Ricardo Molinar

Columnistas

Elección de carrera en Panamá desde la orientación profesional

Para construir un mejor país, Panamá necesita hombres y mujeres que posean una educación sólida...

La República de Panamá se ha caracterizado por ser una porción terrestre, utilizada para facilitar el comercio a nivel mundial; y desde su fundación ha sido objeto de uso por grandes potencias comerciales, las cuales se han aprovechado de nuestra privilegiada posición geográfica.

En el caso muy particular de la provincia de Colón, considerada como el bastión industrial del país, por sus propias características, donde se han establecido actividades comerciales vinculadas al mundo naviero, comercial y turístico; pero por alguna razón éstas no han sido absorbidas por los distintos gobernantes para lograr ofrecer una formación académica que cumpla con los requisitos mínimos exigidos por estas actividades que directamente le dan vida a la sostenibilidad económica de la provincia.

He allí que me preocupa el hecho de que nuestros estudiantes sean efectivos a la hora de elegir las carreras profesionales, aunado a las imposiciones familiares y la descontextualización de las ofertas curriculares de la región.

Nuestro sistema educativo no se ha preparado para hacerle frente a los requerimientos curriculares de cada región. Se ha evidenciado deficiencias en los procesos formativos que intentan desarrollar. Todo esto de la mano de un cúmulo de profesionales que a lo largo de nuestra vida republicana, ha intentado cumplir con sus propias expectativas, más que con las necesidades reales de cada región del país.

En pleno siglo XX1, nos hemos alejado de contextualizar los distintos escenarios educativos, y hemos como sociedad encasillado el crecimiento del país por la resistencia que han tenido los responsables de estos temas.

Es evidente que esta conducta ha dejado insatisfacción en los resultados obtenidos como sociedad, ya que imposibilita que el estudiante panameño en gran parte logre su efectividad en las carreras profesionales que eligen, porque se limita a las ofertas que contempla el sistema educativo, sin tener certeza de su vinculación al éxito, ya que no son considerados muchos factores determinantes que lo convertirán en un profesional de primer nivel con una adecuada formación y sobre todo con la satisfacción de ofrecerle a la sociedad una profesión que cada región necesita para colaborar con el crecimiento de su entorno.

El logro de la elección de las carreras profesionales es una exigencia de la sociedad actual que ve en ella el aspecto fundamental para enfrentar con éxito los cambios dramáticos que ocurren regularmente. Y es que, para construir un mejor país, Panamá necesita hombres y mujeres que posean una educación sólida, producto de su formación al amparo de un sistema educativo de alta calidad. Es por ello que las nuevas propuestas y carreras se orientan a formar estudiantes con habilidades y capacidades que les permitan manejar individualmente sus procesos de aprendizaje. Desde este punto de vista, la educación está obligada a formar de manera integral a los estudiantes que van a ser los futuros profesionales del país. Es decir, al conjunto de habilidades y capacidades cognitivas se debe buscar la formación de habilidades de interacción social, tan importantes como las primeras, para preparar a un profesional del más alto nivel académico.

La ausencia de esta acción repercutirá en la continuidad de incorporación de mano de obra calificada exterior, ya que de mantener una desvinculación de las carreras académicas con las ofertas del campo laboral de cada región, nos mantendrá sumergidos en el sub desarrollo, creando dependencia permanente de otros actores, por falta de las tomas de decisiones adecuadas que nuestro país necesita, aunado a una adecuada orientación profesional que se les ofrezca correctamente a nuestros estudiantes.

Docente universitario