Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Avatar del Julio Yao Villalaz

Julio Yao Villalazopinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Refutación al Consejo de Asuntos Hemisféricos de EEUU sobre la invasión a Panamá (II)

(Fragmento de la obra: El Monopolio del Canal y la Invasión)

8. Uds. afirman: “La siguiente noche (17 de diciembre de 1989) las fuerzas panameñas abrieron fuego sobre un auto que llevaba a cuatro unidades de servicio de Estados Unidos desarmados, matando al marino teniente Robert Paz”.

Julio Yao: La verdad es la siguiente: Fue un equipo, cuadrilla o fuerza de tareas de la inteligencia naval de Estados Unidos la que, en clara desobediencia de los controles militares alrededor del cuartel general de las Fuerzas de Defensa de Panamá abrieron fuego contra sus instalaciones. Ellos habían alquilado una camioneta (una Land Cruiser), que portaba ametralladoras y otras armas, y a estas unidades, conocidas como “Rudos Caballos de Batalla” (“The Hard Chargers”) se les había asignado la tarea de provocar a las Fuerzas de Defensa de Panamá. Los “Machos de Monte” a cargo del punto de control dispararon en legítima defensa.

9. Uds. afirman: “Bush describió además los objetivos de la operación de la manera siguiente: 'para salvaguardar la vida de americanos, defender la democracia en Panamá, combatir el tráfico de drogas y proteger la integridad del tratado del Canal de Panamá'.

Julio Yao: Como expresó el General Fred Woerner, entonces jefe del Comando Sur ubicado en Panamá: sencillamente no es verdad que las vidas de ciudadanos estadounidenses estuvieran en peligro. Woerner fue reemplazado por Maxwell Thurman debido a su posición franca y clara. Igualmente, el General Dennis MacAuliffe, gobernador de la Zona del Canal, también declaró que los ciudadanos de Estados Unidos no estaban en peligro. Ambos militares se opusieron a la invasión.

NO ES VERDAD que la operación estuviese dirigida a “combatir el tráfico de drogas”. De hecho, la invasión reinstaló en el poder a gente que ya entonces era mencionada en tribunales de Estados Unidos como traficantes de drogas, entre ellos, Carlos Eleta.. NO ES VERDAD que la invasión tenía como objeto “proteger la integridad del Tratado del Canal de Panamá”. Como he mencionado antes, el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos tomó la decisión en abril de 1986 de desestabilizar a Panamá con el fin de anular los Tratados Torrijos-Carter.

Bastante antes de la invasión (de hecho, dos años antes) el gobierno de Estados Unidos, a través de la Comisión del Canal de Panamá dejó de dar cumplimiento a los Tratados del Canal; por ejemplo, reteniendo los pagos anuales que debía realizar al gobierno panameño. El Canal cerró operaciones por primera vez en su historia debido a, y a requerimiento de, la invasión de Estados Unidos, y Panamá no tuvo ningún rol en ese asunto. NO ES VERDAD que la invasión perseguía restaurar la democracia en Panamá porque, como ha dicho Philip Agee (ex agente de la CIA), en Panamá nunca ha habido democracia.

10. Uds. afirman: “Si el éxito es definido en cuanto a si el resultado de la política alcanzó sus objetivos originales específicos, entonces la Operación Causa Justa fue sin duda exitosa... Noriega fue capturado el 3 de enero de 1990, una “democracia” de algún tipo fue devuelta a Panamá, la integridad del tratado sobre el Canal fue mantenida, y los ciudadanos estadounidenses fueron alejados de todo daño, aún si no hubiesen nunca estado en peligro.”

Julio Yao: La Operación Causa Justa fue exitosa en cuanto mantuvo a los japoneses muy distantes del control del Canal y lejos de la posición estratégica de Panamá. Noriega no fue “capturado”: él fue engañado, traicionado, y presionado por el representante diplomático de la Iglesia, el Nuncio Sebastián Laboa, quien convenció a Noriega de rendirse pues, de lo contrario, podría correr la suerte de enfrentar la forma de morir de Musolini (él y su amante fueron linchados por la turbamulta). Los invasores secuestraron a Noriega porque la extradición de panamenos a Estados Unidos era ilegal.

Una parodia de democracia fue puesta en escena; la integridad del Tratado del Canal fue violada por la intervención militar ilegal; y las vidas de ciudadanos de Estados Unidos jamás estuvieron en peligro.

11. Uds. afirman: “El 22 de diciembre de 1989, dos días después del inicio de Operación Causa Justa, la OEA aprobó una resolución que denunciaba el involucramiento militar de Estados Unidos en Panamá, citando el irrespeto a la soberanía estatal y la muerte innecesaria de cientos de civiles panameños”.

Julio Yao: La OEA nunca denunció el involucramiento militar de Estados Unidos en Panamá. La OEA nunca mencionó a Estados Unidos por su nombre y nunca dijo nada sobre la “muerte innecesaria de cientos de civiles panameños”.

12. Uds. afirman: “Debido a que la primera Administración Bush cometió tantas metidas de pata al tratar con el régimen de Noriega durante 1989/1990, Washington le debe a Panamá ayuda en sus esfuerzos de extraditar a Noriega a Panamá y no a Francia, si ello es deseado por los panameños… Es hora de que Estados Unidos sane la cicatriz dejada en Panamá devolviendo a Noriega a su patria, de manera que la verdadera justicia finalmente sea alcanzada”.

Julio Yao: Estoy de acuerdo.

Analista Internacional y ex Asesor de política exterior