Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Luis Rojo

Columnistas

Buena elección

Luego de la tan cuestionada y debilitada justicia acaparada irresponsablemente por sectores elitistas con sabor a selectividad es imperante resaltar tan loable acción que velará por la equidad de una población que clama por una balanza dentro de los aspectos y decisiones de carácter jurídico

La que fue tomada recientemente por el Presidente de la República Laurentino Cortizo Cohen al escoger a diferentes personeros del Estado recientemente bajo el escrutinio de más de cuatro millones de habitantes y bajo la mirada escéptica de diferentes sectores de nuestra sociedad entre profesionales, confederaciones de organizaciones de masas de obreros, estudiantes, sectores de la salud, empresarios, campesinos, industriales, la banca entre otros.

Si bien es cierto, la mesa por el diálogo de la Concertación Nacional rindió sus frutos, luego de consultas a nivel nacional sin apresuramientos y bajo parámetros consensuados por todos los actores de la sociedad, sin distingos de credos e ideologías de cualquier corriente.

Luego de la tan cuestionada y debilitada justicia acaparada irresponsablemente por sectores elitistas con sabor a selectividad es imperante resaltar tan loable acción que velará por la equidad de una población que clama por una balanza dentro de los aspectos y decisiones de carácter jurídico.

Repasando los diferentes medios de comunicación, las apreciaciones hasta de acérrimos opositores del gobierno no se hicieron esperar de manera favorable, apuntando a la optimización de la administración de justicia por lo elegantemente político en la escogencia de los altos personeros y más aún que provienen del sistema con más de treinta años de pertenecer a tan importante institución como es la Corte Suprema de Justicia.

Igual ocurre con la Procuraduría General de la Nación, entidad que tendrá un gran reto de depuración ya que por la naturaleza de sus funciones deberá devolver la confianza que tanto anhelamos, pues está en manos del doctor Eduardo Ulloa cumplir con tan importante reto, que es difícil, pero de ninguna manera imposible.

Otro aspecto muy importante fue la ratificación de los funcionarios en su primer debate en la comisión de credenciales de la Asamblea Nacional cuyo presidente Roberto Ábrego dirigió con carácter de altura el debate de la participación ciudadana para que quedara bien claro y sin objeciones ni dudas la escogencia de quienes como grupo colegiado manejarán el timón de tan delicado tema, como lo es la administración de justicia, teniendo en cuenta lo sensitivo e importante para el desarrollo de nuestro país y que vuelva a prevalecer la seguridad jurídica en nuestro Panamá, por una muy buena elección.

Comunicador Social