Temas Especiales

02 de Jun de 2020

María Alexandra Roper B.opinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Educación Gubernamental: ¿Resistencia al Cambio o Indiferencia?

Se apuesta a que la presente crisis mundial del coronavirus sea una oportunidad de innovación para la enseñanza y el aprendizaje a nivel mundial

De acuerdo a declaraciones recientes de Andreas Schleicher, director de la división de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estamos presenciando el “mejor momento para el aprendizaje”.

Se apuesta a que la presente crisis mundial del coronavirus sea una oportunidad de innovación para la enseñanza y el aprendizaje a nivel mundial. En el caso de Panamá, esta crisis ha dejado en evidencia las grandes debilidades de nuestro sistema educativo, y tal vez la oportunidad de un cambio profundo. 

Una de esas debilidades es la brecha de desigualdad entre estudiantes de colegios particulares y estudiantes de colegios gubernamentales que ha quedado en evidencia en la pugna de las clases virtuales de los colegios particulares.

Y es que, con una matrícula de un poco más de 500,000 estudiantes (correspondientes al 80% del estudiantado), los colegios gubernamentales han sido incapaces de brindar una calidad de educación que se equipare a la brindada por los colegios particulares. Esta realidad la mostraron los resultados de la prueba PISA 2018, cuando indicó que los estudiantes con ventajas socioeconómicas superaron a los estudiantes más desfavorecidos en lectura por 95 puntos. Además de presentar el 17% de variación en rendimiento en matemáticas, y el 16% en rendimiento en ciencias, indicó la prueba. 

La crisis del coronavirus parece estar permitiendo la reinvención del sistema para erradicar esta brecha de desigualdad a través de los siguientes puntos: 

1- Plataforma Virtual. El desarrollo y garantía de acceso a una plataforma virtual aseguraría a los estudiantes de colegios gubernamentales lo que no ha podido serles garantizado en décadas: un año escolar de enseñanza ininterrumpida.

Estudios recientes han demostrado que la capacidad de aprendizaje para el estudiante puede ser considerablemente mayor en plataformas virtuales. 

2- Disrupción en la Metodología. El enfoque de la metodología de la enseñanza de los colegios gubernamentales debe tornarse en un sistema sostenible, escalable, y basado en la evidencia. El objetivo debe ser brindarle al estudiante las capacidades básicas requeridas en un futuro por los empleadores. 

3- Inversión en la Educación. Estonia, el país europeo con mejor desempeño en la prueba PISA 2018, destina 12% de su Producto Interno Bruto (PIB) a la educación. En contraste, la inversión de Panamá ronda el 3.3%.

Esta inversión focalizada en Panamá debe traducirse en: implementación de tecnología como instrumento de enseñanza, mejoramiento de infraestructuras, y mejoramiento en las remuneraciones de los docentes. 

A semanas de haber iniciado la cuarentena, un sector de la sociedad solicitaba al Ministerio de Educación que la educación no parase, logrando impedir que se detuviese la educación virtual para una gran parte del 20% del estudiantado nacional (correspondiente a los colegios particulares). Para el otro 80%, correspondiente a los estudiantes de escuelas gubernamentales, el derecho a recibir enseñanza ininterrumpida continúa siendo vulnerado, ya que por falta de una “relación contractual” con el colegio gubernamental carecen de voz. 

Recientemente, en respuesta a lo anterior, el Ministerio de Educación ha hecho esfuerzos para dar clases televisadas. Sin embargo, es necesario destacar que el rendimiento de las mismas no se asemeja a la enseñanza virtual recibida en los colegios particulares. Principalmente, porque la misma se limita a un contenido muy básico para ciertos grados, adicionado a que no hay evaluación efectiva del aprendizaje del estudiante. 

¿No es este el mejor momento para probar que los estudiantes de escuelas gubernamentales merecen también que no se interrumpa su educación? ¿No es para ellos la pérdida aún mayor, siendo la educación un instrumento de superación y erradicación de la pobreza? 

Empresaria