Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Avatar del Roberto Antonio Pinnock Rodríguez

Roberto Antonio Pinnock Rodríguez

Columnistas

Foro Social Panamá o cuando dejamos de ser Peter Pan

A inicios del siglo XX, el escritor escocés James Matthew Barrie creó un personaje denominado “Peter Pan”, que luego fue apropiado por el imperio Disney World, mismo que ha sido uno de los más efectivos aparatos fomentadores de esclavitud mental en su propio pueblo y en el resto de Abya Yala.

A inicios del siglo XX, el escritor escocés James Matthew Barrie creó un personaje denominado “Peter Pan”, que luego fue apropiado por el imperio Disney World, mismo que ha sido uno de los más efectivos aparatos fomentadores de esclavitud mental en su propio pueblo y en el resto de Abya Yala. Este personaje -Peter Pan- es la sublimación del RECHAZO A LA MADUREZ. Esto, es parte de los mecanismos a través de los cuales se convierte a un pueblo en fácil presa de la sociedad unidimensional de la que hablaba Herbert Marcuse; es decir, en gente que piensa, siente, actúa y gusta lo mismo que piensa, siente, actúa y le gusta a sus propios explotadores y opresores. Gente explotada que es culturizada -o aculturizada- en la cultura de los mismos que las oprimen.

También en el siglo XX, el psiquiatra y antropólogo afrodescendiente Franz Fannon ya nos hacía caer en la cuenta de que se trata de un proceso en el que se transita de la etapa colonialista hacia la neocolonialista, en la que el opresor no necesita estar presente para someter a sus víctimas, sino que entre ellas mismas tienen los reproductores de esa colonialidad, de esos esclavos que miran con los ojos del amo. En el caso panameño, el general Torrijos dijo una vez -cuando planteó que la zona canalera debía ser para el mayor uso colectivo posible- no se trata de cambiar a amos blanquitos por amos chocolatitos. Si bien no ocurrió el cambio por amos chocolatitos, tampoco nos liberamos social y culturalmente, el control de uno de nuestros recursos estratégicos para nuestro desarrollo quedó en manos de otros amos igualmente blanquitos.

Culturalmente, el pueblo se quedó en la etapa colonial aun después de recuperar la zona del canal. En nuestra perspectiva, la tragedia no solo se manifiesta en lo descrito por Fannon, Marcuse o el mismo general Torrijos. El problema se recrudece cuando se recrea la tragedia de Peter Pan entre los líderes sociales, entre quienes deben ser alentadores y alentadoras del paso de la colonialidad a la libertad, pero lo impiden por el mero rechazo a la madurez en sus propias organizaciones y movimientos.

Esto se intuye en el pueblo, pero no hay quien ayude al pueblo a transitar de la intuición al razonamiento crítico. La gente no ve en los movimientos sociales, que apuntan sus mejores esfuerzos hacia la resolución de las penurias públicas, sino solo la de los requerimientos salariales de los impulsadores de tales movimientos. Es innegable, que la mayoría de nuestras organizaciones “populares” se mantiene en los esquemas corporativistas -favorecer a sus agremiados únicamente- no dando el salto a la adultez que fomenta la protección de las clases sociales a las que pertenecen.

El rechazo a la madurez, también se manifiesta cuando evaden dialogar con otras organizaciones de la misma clase para encontrar soluciones conjuntas, mirando en estas toda clase de teorías conspirativas.

Más de una vez he escuchado a dirigentes sociales decir: “No me siento a dialogar si fulano o perencejo están presentes…”, todo porque se trataba de líderes sociales a la vez afiliados a ciertos partidos políticos tradicionales. La ironía es que otros, quienes no son de ningún partido político, decían lo mismo de estos líderes de organismos igualmente populares. ¿Resultado? Mantener en aislamiento social a las propias clases populares; haciendo lo que agrada a los opresores históricos de nuestra sociedad, lo mismo de lo que hablaban Marcuse y Fannon; recreando la conducta de Peter Pan en sus propias organizaciones.

Es aquí donde la experiencia del FORO SOCIAL PANAMÁ -a realizarse el próximo 14 y 15 con inscripciones gratuitas en el blog del mismo nombre- se convierte en una especie de parteaguas, donde los líderes activos y potenciales de organizaciones del pueblo dan el salto a una etapa de madurez del movimiento popular o se mantienen de la mano con Peter Pan.

Este Foro, viene a fomentar oportunidades de un diálogo franco entre perjudicados por la política y cultura colonial y neoliberal; donde se buscará no las causas específicas del problema de la educación, del agro, del desempleo o la salud, por separado, sino la raíz de todas estas juntas, que es la misma. Organizaciones que subestimen y ausenten de este Foro, aunque parezca pretensioso, no es otra cosa que seguir embebidos con Campanitas, jugando al pernicioso vanguardismo.

Sociólogo y docente de la UP.