Temas Especiales

22 de Jun de 2021

Eduardo Flores Castro

Columnistas

Juan Demóstenes Arosemena: un panameño notable

“El Dr. José Dolores Moscote señaló después de la muerte del Dr. Arosemena: “Nos causó un gran respeto, porque en todo momento se apoya en la razón y en derecho. De él emana una gran autoridad por su integridad”.”

Don Albino Arosemena y Emilia Barreati tuvieron diez hijos, el segundo de ellos fue Juan Demóstenes Arosemena Barreati, quien nació en la ciudad de Panamá, el 24 de junio de 1879. Demóstenes realizó sus estudios primarios en la Escuela Santa Familia y los secundarios en un colegio dirigido por los Padres Escolapios y posteriormente se gradúa de abogado. En 1899 viajara a Ecuador, donde trabajó en la empresa encargada de construir el ferrocarril de Guayaquil a Quito.

En 1903, después de la Independencia de Panamá de Colombia, regresa a Panamá en donde contrae matrimonio con Malvina Galindo, con quien tuvo tres hijos. A la corta edad de 25 años, participó de la Junta Provisional de Gobierno de 1904, como jefe de la Dependencia de Guerra y Marina que existió solo por tres meses.

En 1906 fue vicepresidente de la Sociedad de Estudios Jurídicos. Además, en este año, fue secretario de la Asamblea Nacional, y secretario de la Corte Suprema de Justicia. En 1908 fue nombrado juez superior de la República. En ese entonces también ejerció la cátedra de geografía en el Colegio Universitario. En 1911, fue gobernador de la provincia de Colón por primera vez. En 1912, en la presidencia de Belisario Porras, ejerció el cargo de juez superior de la República.

Junto con Ricardo J. Alfaro y Eduardo Chiari fundaron el diario “La Palabra”. En 1914, entró a formar parte de la redacción del “El Diario de Panamá”. Poco después, con motivo de la inauguración del Canal de Panamá, publicó, junto con Luis Rodríguez, la obra “Panamá 1915”. En 1916, fue auditor general del Tesoro Nacional, durante la presidencia de Ramón Valdés. Entre 1918 y 1920, residió en Europa, donde fue delegado a un congreso postal en Madrid.

En 1922, por segunda vez, fue designado por el presidente Belisario Porras, gobernador de Colón, donde se destacó como defensor de nuestra soberanía, vulnerada por los tratados del Canal.

En 1928, en la presidencia de Rodolfo Chiari, fue secretario de Agricultura y Obras Públicas. De 1928 a 1930, fungió como secretario de Relaciones Exteriores, en donde propone la demarcación de límites con la República de Colombia. En ese período, fue representante de Panamá en la Décima Asamblea General de la Liga de las Naciones, reunida en Ginebra. En las elecciones de 1932, fue designado presidente del Jurado Nacional de Elecciones.

En 1935, el presidente Harmodio Arias lo nombra secretario de Gobierno y Justicia. Formó parte del grupo negociador durante el Tratado Arias-Roosevelt de 1936, en donde Panamá consiguió la primera enmienda al Tratado Hay–Bunau Varilla. Sobre el tratado de 1903 Arosemena señaló: “Firmado este tratado en condiciones de todos conocidas, contiene estipulaciones que hemos objetado como lesivas al honor nacional y por inconvenientes a la prosperidad del istmo”.

En 1936, fue elegido presidente constitucional de la República. Entre las obras del noveno presidente de la República podemos señalar: se concluyó la construcción de la Escuela Normal de Santiago, el Colegio Liceo de Señoritas, el Instituto de Agricultura de Divisa y reorganizó el Cuerpo Nacional de Policía.

En la educación superior, fortaleció la naciente Universidad de Panamá, autorizando la contratación de profesores para la Física y Matemáticas, Economía Política y Estadística, Castellano, y se crearon nuevos cursos en Medicina Legal, Derecho Penal y Procesal.

Durante su gestión presidencial, se realizaron en Panamá, los IV Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, construyendo para esto, el Estadio Nacional y la Piscina Olímpica. También fue declarada la flor del Espíritu Santo, como flor nacional de la República de Panamá, y se crea la Orden Vasco Núñez de Balboa. Fue miembro fundador de la Academia de Historia. Inauguró el Instituto de Radiología, hoy Hospital Oncológico. Inició la construcción de Hospital Amador Guerrero de Colón y del Cuartel Central de Bomberos en la capital.

En Penonomé, fortalece la incipiente red vial construyendo calles y avenidas en las principales comunidades y creó la escuela primaria de Pocrí de Aguadulce. Un día antes de su muerte, el 15 de diciembre de 1939, coloca la primera piedra del Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial. La delegación de Perú lo condecora con la Orden “El Sol del Perú”. El 16 de diciembre de 1939, siendo presidente y a nueve meses de culminar su mandato, fallece, a la edad de 60 años, de un ataque cardiaco que lo sorprende a las 1:20 a. m., en la casa de verano de su hermano, en Penonomé. El presidente Juan Demóstenes Arosemena, muere en un momento de efervescencia política, el cual se había iniciado con postulaciones de candidatos a la primera magistratura del país. Su muerte desbordó pasiones y una tenaz lucha por el poder.

Lleva su nombre la Escuela Normal de Santiago, el Estadio Nacional, un corregimiento del distrito de Arraiján, el Centro Educativo Bilingüe en Nueva Arraiján, la Escuela Primaria de Pocrí en Aguadulce. La comunidad penonomeña reconoce su labor, designando su principal calle con su nombre. Finalmente, a los 82 años de su fallecimiento, la Gobernación de la provincia de Coclé, mediante resolución N° 1 del 27 de noviembre de 2020, crea la condecoración “Orden Juan Demóstenes Arosemena”, en los grados de Gran Cruz, Oficial y Caballero.

El Dr. José Dolores Moscote señaló después de la muerte del Dr. Arosemena: “Nos causó un gran respeto, porque en todo momento se apoya en la razón y en derecho. De él emana una gran autoridad por su integridad”.

Rector de la Universidad de Panamá.