30 de Nov de 2021

Columnistas

La deuda está en cifras históricas

“Es muy preocupante cómo, en cinco años, la deuda de nuestro país pasó de 23 000 millones a 40 000 millones de dólares. Pareciera que no hay un plan de ir reduciéndola, […]”

La deuda del país llegó casi a 40 000 millones de dólares en el 2021. Solo el año pasado tuvo un aumento de aproximadamente 3900 millones de dólares.

Como todo en este Gobierno es un secreto, amparado por el “estado de emergencia” que el Gobierno mantiene, sin apuro alguno, para dar ninguna explicación de lo que se gasta. Con esto se protege a su “consentido”, el ministro de la Presidencia, y también al ministro de Salud y a otros.

Siempre se ha entendido que los Gobiernos piden préstamos para que contribuyan estos al desarrollo que necesita el país, pero esos dineros producen ganancias; es decir, son autofinanciables.

El Gobierno mantiene el secreto tan rígido de sus actos, que nadie sabe hoy día de los casi 40 000 millones de dólares que debe ¿qué porcentaje es para combatir la pandemia de la COVID-19?, ¿cuánto se está utilizando para pagar la inmensa burocracia estatal?, ¿cuánto se destina para otras actividades? ¿Cuánto cuesta la propaganda que se ve en la televisión y periódicos y la que se oye en la radio? Deben ser millones de dólares. Es decir, que no se sabe nada de nada.

No hay Gobierno alguno que haya tenido tantos asesores como el actual. Existen asesores para todo. ¿Cuántos son y cuánto ganan? Esto es también un misterio, como todo en el Gobierno.

Es muy preocupante cómo, en cinco años, la deuda de nuestro país pasó de 23 000 millones a 40 000 millones de dólares. Pareciera que no hay un plan de ir reduciéndola, al igual que la política populista de seguir subsidiándolo todo.

La Asamblea Nacional, que está llamada a fiscalizar los actos del Gobierno, hace todo lo contrario, en cuanto a recorte de gastos, está aumentando estos para los beneficios de ellos, sus allegados y copartidarios.

No se sabe por dónde comenzar a darle vuelta a esta maraña en que se encuentra hoy día Panamá. Lamentablemente, no se ve un estadista por ningún lado.

Empresario

***