08 de Dic de 2021

Columnistas

Repercusiones laborales del Vale Digital

“[…] el Programa del Vale Digital tiene […] presupuesto hasta diciembre, […]. Ante la debilidad de la economía para generar empleo, la precaria situación de las finanzas estatales y la volátil situación social, ¿qué debe hacer el Gobierno?”

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), de la Contraloría General de la República, presentó los resultados de la Encuesta de Mercado Laboral Telefónica: junio 2021, llevada a cabo entre el 7 de junio y el 3 de julio del presente año, donde se refleja una disminución en la tasa de desempleo, de 18.5 % (septiembre 2020) a 14.5 %. El análisis de su contenido permite tener una visión de la compleja coyuntura laboral.

El desempleo disminuye, porque hay menos gente buscando trabajo (por irónico que parezca). El número de desocupados se redujo en 89 933 personas, de las cuales 66 502 (74 %) es resultado de la reducción de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que 23 431 (26 %) encontraron empleo.

Esta cifra es el saldo neto de expansiones y contracciones entre los diversos rangos de edad y diversas actividades económicas. Según el INEC, el mercado laboral pospandemia parece favorecer la madurez. 61 640 panameños (as) entre 50 y 69 años encontraron empleo entre septiembre 2020 y junio 2021 (73 % mujeres), mientras que 38 209 trabajadores en otros tramos de edad lo perdieron.

Durante estos 9 meses, hubo generación y contracción de la población ocupada en las diversas actividades económicas. Por ejemplo, el comercio, transporte e industria, tres sectores fuertemente golpeados por la pandemia, perdieron en conjunto 26 933 empleos (los cuales se suman a los que ya perdieron en el 2020).

Sin embargo, en ese mismo período (septiembre 2020 - junio 2021) se agregaron 40 691 nuevos funcionarios. Otras actividades que agregaron empleo incluyen los servicios sociales y relacionados con la salud humana (+17 946) y otras actividades de servicio (+16 122).

La caída de la PEA (66 502) ocurrió exclusivamente en jóvenes menores de 30 años. De hecho, 71 025 jóvenes dejaron de buscar trabajo y 4519 adultos (30+) empezaron a buscarlo. De estos jóvenes, 85 % son mujeres. Más aún, 2 de cada 3 panameños (as) que dejaron de buscar trabajo entre septiembre 2020 y junio 2021 son mujeres entre 20 y 24 años que trabajaban en el comercio, agricultura e industria.

La agricultura y actividades agropecuarias perdieron 67 499 empleos, que se agregan a los 47 155 perdidos entre el 2019 y 2020, para totalizar 114 654 empleos menos, 41 % de su fuerza laboral prepandemia, en dos años. El comercio, por su parte, perdió 9846 empleos en 9 meses, que sumados a los 73 265 perdidos el año pasado, implican la eliminación de 83 111 trabajadores (as), 24 % del total, entre el 2019 y 2021.

Otra consideración importante es el perfil de escolaridad de los empleos que se están tanto agregando como desapareciendo en la economía en este primer año pospandemia. Los 23 431 nuevos empleos en la economía son el saldo de 61 691 empleos más, que requirieron 14 o más años de escolaridad, y 38 260 menos de empleos que demandaron 11 o menos años de instrucción formal.

Este patrón continúa la tendencia 2019-2020, donde 3 de cada 4 empleos perdidos afectaron a trabajadores con baja escolaridad, que representan la mayoría de los desocupados en la actualidad.

La generación de empleo formal marcha lentamente. Entre enero y septiembre 2021 y, según información del Mitradel, la entidad tramitó 162 458 nuevos contratos laborales (75 % temporales), 55 % de los 296 050 tramitados en el mismo período del 2019, año en el que se generaron 52 040 empleos, todos informales.

Los aumentos en la planilla gubernamental y los subsidios estatales están jugando un papel importante en el mercado laboral pospandemia, los primeros como generadores de empleo, y los segundos como posibles “desincentivos” a la búsqueda de empleo, ante la disminución de oportunidades laborales. Pero ¿es esto sostenible?

En este contexto, el sector agrícola perdió 114 654 empleos entre agosto 2019 y junio 2021, cuando las actividades agropecuarias debieron verse favorecidas por la búsqueda de seguridad alimentaria en medio de la pandemia. ¿Cuánta de esa contracción es debida a los subsidios estatales (120 a los 65, Beca Universal, Vale Digital, etc.)?

Adicionalmente, si a los dos tercios de la reducción la PEA, que son mujeres entre 20 y 24 años, sumamos a hombres entre 25 y 29 años, el porcentaje sube a 90 %. ¿Estará el Vale Digital incidiendo en la decisión de dejar de buscar empleo ante las escasas oportunidades para los jóvenes?

A octubre 2021 el Programa del Vale Digital tiene 610 208 beneficiarios y presupuesto hasta diciembre, financiado a través de préstamos. Ante la debilidad de la economía para generar empleo, la precaria situación de las finanzas estatales y la volátil situación social, ¿qué debe hacer el Gobierno?

Asesor empresarial.

***