Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Columnistas

Evolución del empleo en pandemia y pospandemia

“La COVID-19 ha sido severa con los jóvenes. El Informe del INEC ubica el desempleo juvenil [...] en 28.9 % (junio 2021) versus 15 % antes de la pandemia (agosto 2019)”

En medio de noticias sobre la aparición de una nueva variante de la COVID-19 en Suráfrica y el temor de posibles medidas de restricción de movilidad en Panamá, que arrasaron con el empleo en una economía donde el 70 % de los empleos es presencial, los informes del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) comienzan a dibujar un patrón de la evolución económica y laboral en pandemia y la etapa inicial de la pospandemia, así como a dimensionar la magnitud del impacto de la crisis de empleo que enfrenta el país.

El número de trabajadores asalariados del sector privado a septiembre 2020 fue de 509 830, es decir, 363 920 menos que los 873 750 existentes a agosto 2019 (INEC), lo cual confirma oficialmente que la pandemia eliminó 42 % de los empleos formales de la empresa privada en un año, resultado directo de las acciones restrictivas.

En el 2021 la economía está repuntando. El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) ha crecido por seis meses consecutivos (abril-septiembre 2021), todos los Indicadores Económicos, con la excepción de la Inversión Extranjera Directa (IED), muestran tendencias favorables en comparación al 2020.

El producto interno bruto (PIB) crezca alrededor del 10 % en el 2021, como resultado de las exportaciones de cobre y la revitalización del comercio internacional, mientras que las recaudaciones tributarias se han visto favorablemente impactadas. Pero, a pesar de este positivo escenario económico y fiscal, la modesta expansión de empleo entre septiembre 2020 y junio 2021 se dio principalmente en el sector público.

El INEC reportó una reducción en la Tasa de Desempleo, de 18.5 % en septiembre 2020 a 14.5 % en junio 2021, debida a que hay menos panameños buscando trabajo y la planilla estatal aumentó. Los desocupados disminuyeron en 89 933, de los cuales 66 502 (74 %) es resultado de la reducción de la Población Económicamente Activa (PEA). Se crearon 23 431 empleos, pero la planilla estatal aumentó en 40 621 funcionarios. A pesar de que el número de asalariados privados aumentó a 567 647 (+57 817 vs. 2020), el sector privado perdió 17 260 empleos en esos 9 meses, principalmente informales.

A diferencia del impacto en el 2020, los primeros meses de la pospandemia (septiembre 2020 a junio 2021) reflejan una mejora en el empleo asalariado privado, con 57 817 nuevos empleos, recuperando levemente (16 %) el terreno perdido en el 2020. Igualmente, hubo una reducción de 87 960 informales, principalmente independientes (-33 072), trabajadores familiares (-47 785) y empleadas domésticas (-7103).

El balance laboral de pandemia y pospandemia es el siguiente: 265 320 empleos perdidos, se agregaron 71 730 funcionarios y el sector privado perdió 337 050 plazas. En estos dos años, el empleo formal privado cayó 35 %, la planilla estatal aumentó 24 %, 129 997 panameños (as) dejaron de buscar trabajo y hay 579 568 recibiendo el Vale Digital (noviembre 2021). 94 % de los trabajadores que perdieron sus empleos tenían salarios inferiores a $750 mensuales y 11 o menos años de escolaridad.

Al colapso del empleo formal privado se agrega que la generación de nuevos empleos formales marcha lentamente. Entre enero y octubre 2021, Mitradel tramitó unos 181 452 nuevos contratos laborales (incluyendo funcionarios), 55 % de los 326 801 tramitados en el mismo período del 2019, año en el que la economía generó 52 040 empleos, todos informales. Este comportamiento es un claro síntoma de la existencia de incertidumbre entre los inversionistas.

La COVID-19 ha sido severa con los jóvenes. El Informe del INEC ubica el desempleo juvenil (15 a 29 años) en 28.9 % (junio 2021) versus 15 % antes de la pandemia (agosto 2019). 116 675 jóvenes perdieron sus fuentes de ingreso (1 de cada 4) y 55 965 dejaron de buscar trabajo (1 de cada 10).

Producto de la pandemia, un tercio de los jóvenes en Panamá perdió su trabajo o dejó de buscarlo. Los jóvenes son hoy 21 % de los trabajadores y 51 % de los desempleados del país, así como 44 % de quienes perdieron sus fuentes de ingreso.

Dada la importante pérdida de empleos y el dramático aumento en la deserción escolar en educación premedia y media, de unos 14 000 adolescentes por año (prepandemia), a aproximadamente 60 000, el número de jóvenes de 15 a 29 años que no trabaja ni estudia (ninis), pasó de 259 000 (agosto 2019) a más de 400 000 en la actualidad.

Ya no estamos en un estado de emergencia sanitaria, sino económica. La prioridad ha sido la vacunación, no la generación de empleos. Sin “bajar la guardia”, es hora de hacer esta la primera prioridad. El “enemigo” no es el virus, es el hambre.

Asesor empresarial.