Temas Especiales

18 de Ene de 2022

Columnistas

El espíritu navideño debe ser para siempre

“[...] ese espíritu navideño, que permanece oculto todo un año, aparece mágicamente durante estas festividades, para recargar nuestro espíritu, [...]”

Durante estos últimos días del 2021, nuestros pensamientos se mezclan en un claro-oscuro, al oír los noticieros o leer en los periódicos respecto a la situación actual por la que estamos pasando, producto de la pandemia que nos afecta, en adición a muchos males tradicionales como: la falta de seguridad pública, mala salud pública, los tranques perpetuos, el narcotráfico, la corrupción, etc.

Como cualquier ser humano, en nuestro devenir debemos enfrentar penalidades de distintos tipos y grados, cuyos consejos negativos, tienden a apoderarse de nuestra alma, producto del resultado de dichas inconveniencias; las cuales se ven acrecentadas, si usted comete el error de seguir los noticieros de cualquier canal, leer los periódicos y ni hablar si consulta las redes sociales. Pareciera, y así es, que solo lo negativo vende.

Resumiendo, todos mis pensamientos, si hubiera más personas malas que buenas, este mundo se hubiera acabado hace mucho tiempo, porque así actúa la naturaleza, elimina lo malo y preserva la bueno; entonces, algo bueno estamos haciendo los buenos, para que no acabemos llenos de “zombis hambrientos de carne humana” o conquistados por extraterrestres, con ganas de apropiarse de los recursos de nuestro planeta.

Y ese bueno podemos verlo y casi olerlo, si le damos la oportunidad al corazón y al alma, sobre la vista y el oído; en nuestras casas, en nuestro entorno cotidiano, si salimos a las grandes áreas comerciales y observamos a la mayoría de las distintas personas o bien transitamos de noche por esas calles, parques y casas iluminadas. Es la Navidad y el espíritu que siempre la acompaña.

Se respira mejor, se ve más claro y se huelen aromas increíbles; las sonrisas y carcajadas afloran por arte de magia, la felicidad en los rostros de las personas se hace contagiosa. Resulta más fácil dar los buenos días, aplaudir los logros y acoger las despedidas, por el futuro reencuentro. Para disfrutarlo, solo tiene que darse una oportunidad, para que la magia de la Navidad envuelva su vida.

No es porque todo estará bien, no es porque nuestros problemas van a desaparecer, es porque nuestro creador, llámelo como usted quiera, incluyo estas festividades, al final de la jornada anual, para recordarnos lo bonito que es la vida, con todas sus vicisitudes que debemos enfrentar. Porque ese espíritu navideño, que permanece oculto todo un año, aparece mágicamente durante estas festividades, para recargar nuestro espíritu, alegrarnos el alma, reconfortar nuestro corazón y darnos esperanzas, por un futuro mejor.

Que pasen unas Hermosas Festividades, disfrutando del Espíritu de la Navidad.

Docente

***