Temas Especiales

07 de Feb de 2023

Columnistas

Salvemos la Caja de Seguro Social

“Hoy, tenemos todos -trabajadores, trabajadoras, las familias, la ciudadanía en general- que sumarnos a la Campaña por la Vuelta al Sistema Solidario y por una Seguridad Social Pública, Humana y Solidaria”

Es un deber, una obligación, una responsabilidad de las y los trabajadores y la ciudadanía en general luchar por salvar la Caja de Seguro Social.

La Constitución Política de la República de Panamá dice en su artículo 109: “Es función del Estado velar por la salud de la población de la República. El individuo como parte de la comunidad, tiene derecho a la promoción, protección, conservación, restitución y rehabilitación de la salud y la obligación, de conservarla, entendida ésta como el completo bienestar físico, mental y social”.

Por su parte, el artículo 110#3 de la Constitución expresa que en materia de salud, corresponde, principalmente al Estado: “Proteger la salud de la madre, del niño y del adolescente. Garantizando una atención integral durante el proceso de gestación, lactancia, crecimiento y desarrollo de la niñez y adolescencia”.

Es necesario tener presente lo que dice la Constitución para tener claro que quienes planteamos la vuelta al sistema solidario no estamos diciendo nada fuera de lo que está contenido en las normas nacionales.

Durante más de ocho décadas las y los panameños tuvimos como lucha y demanda que unía a la población la recuperación de la franja canalera y la soberanía de nuestro territorio. Hoy todas y todos los panameños debemos unirnos para salvar ese bien que ha sido construido con el esfuerzo de miles de panameñas y panameños trabajadores, como lo es la Caja de Seguro Social. Para ello las organizaciones aglutinadas en el Colegiado del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato) elaboró un anteproyecto de Ley que presentó a la Asamblea Nacional el 31 de enero de 2022, el cual establece “un régimen de seguridad social desde la perspectiva del sector trabajador de Panamá, estableciendo una seguridad social Universal, Pública y Solidaria y con sostenibilidad financiera.

Además, el Conato ha presentado a la ciudadanía un documento que indica aspectos importantes de la evasión que se hace a la Caja de Seguro Social. De acuerdo con el Boletín Estadístico Tributario 2019 de la Dirección General de Ingresos (DGI), la brecha fiscal (evasión tributaria) fue de B/6699.1 millones de balboas, el 82,2% proveniente del impuesto sobre la renta y el resto originado en el ITBMS. Esta cifra representó el 10.0 % del producto interno bruto (PIB).

Conforme a la reciente Valuación Actuarial de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), se observa que, en el 2019, el 74.9 % de los asalariados aparecía como cotizante activo de la CSS, lo que significa que el 25.1 de los mismos, así como sus cuotas, estaban siendo evadidas. Si se enfoca el análisis sobre los asalariados de las empresas privadas, se observa que solo el 73,3 % de los asalariados que trabajaron en estas fue cotizante activo de la CSS, durante el 2019, el porcentaje de evadidos llega entonces a 26,7 % del total.

La encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC) de agosto de 2019, indicaba que cerca de 233 291 personas asalariadas de las empresas privadas, así como sus cuotas correspondientes, fueron evadidas de la CSS. Lo que más llama la atención es que el 40 % de ellas trabajaba en empresas formales, siendo parte de los llamados trabajadores/as informales de las empresas formales.

He aquí uno de los aspectos que afectan considerablemente la situación económica de la CSS. Además, de haber hecho el descuento y no pagarlo a la Caja, cuando la trabajadora o el trabajador se acoge a su pensión no lo puede hacer, porque no se ha pagado a la institución.

Se hace necesario un cambio en la forma y el modelo que se ha venido aplicando en nuestro país. Este modelo neoliberal nos ha incrementado el costo de vida, la pobreza, la desigualdad, y la exclusión social, haciendo más pobres a los pobres.

Reiteramos nuestro total rechazo a las medidas paramétricas que quiere el sector empresarial imponer. Estas medidas son:

1. Elevar la edad de jubilación para hombres y mujeres a 65 años.

2. Elevar la cuota del programa de Invalidez, Vejez y Muerte de 13.5 % a 18.0 % del salario.

3. Elevar los años de cotización de 20 años (240 cuotas) a 35 años (420 cuotas).

4. Para el residuo de quienes se pensionen en el subsistema de beneficios definidos se propone rebajar la pensión base de 60 % del promedio de los 10 mejores años de cotización a 40 %. Si hoy el 60 % no alcanza, pueden imaginarse el 40 %.

El Consejo Nacional de Trabajadores Organizados propone una batería de medidas que buscan asegurar la viabilidad financiera de la CSS.

Hoy, tenemos todos -trabajadores, trabajadoras, las familias, la ciudadanía en general- que sumarnos a la Campaña por la Vuelta al Sistema Solidario y por una Seguridad Social Pública, Humana y Solidaria.

Educadora