• 11/02/2024 00:00

Carnavales... sigue el desenfreno

¿Qué sigue ahora? ¡Gozamos! ¡Reímos! ¡Bailamos! ¡Peleamos! ¡Amamos!..., pero hoy tenemos que regresar a nuestra realidad [...]

“Terminan los carnavales el 13 de febrero”, decían unos jóvenes el miércoles de Ceniza en la iglesia, tristemente, pero de inmediato replicó otro joven del grupito: “pero ya vienen los carnavalitos, man”. Y todos se echaron a reír como una nueva oportunidad para el jolgorio y el desenfreno. Todos sabemos que durante esta época el comportamiento tanto de grandes como de chicos va dirigido al desenfreno inmoral, sin límites, apoyados por un gobierno (Autoridad de Turismo) y un pueblo que se debate todos los días entre hacer las cosas correctamente o seguir con esas prácticas malsanas y de corrupción. Añádase a esto los altos contagios por gripe y sus variantes y por las recientes mutaciones del Sars covid-19.

Carnaval es una fiesta tan antigua como la religión más antigua del mundo. Independientemente de los significados y simbolismos religiosos del mismo y que desean dar algunos grupos de corte radical y apocalíptico, para los panameños son cuatro días de descanso, de relax para olvidarnos del agobiante día a día que vivimos en este país.

¿Qué sigue ahora? ¡Gozamos! ¡Reímos! ¡Bailamos! ¡Peleamos! ¡Amamos!..., pero hoy tenemos que regresar a nuestra realidad socio-política y económica, dentro del marco de las elecciones presidenciales el 05 de mayo.

Volver a los temas de siempre, al estrés de siempre, a que hubo tantos muertos por el actuar irresponsable de ciudadanos en el Carnaval, a los casos interminables de corrupción que tienen los fiscales de la república y al dime que te diré, a los casos de las escuelas que no están listas (como siempre) para iniciar el año escolar, a la falta de agua en las barriadas más pobres de la ciudad, al eterno problema de la basura, y así al eterno rosario de cosas sin resolver y que angustia saber que solo falta buena voluntad política y sentido común para lograrlo.

El año 2024 se vislumbra como lleno de muchas presiones, donde nuestras mentes estarán saturadas de noticias buenas y malas, A la presión por parte del Tribunal Electoral y de los partidos políticos e independientes de la preparación para las elecciones presidenciales y demás cargos de elección en mayo de 2024. Estaremos expectantes a la continuidad de grandes obras, como la tercera línea del Metro hacia Panamá Oeste y su túnel por debajo del canal de Panamá, el cuarto puente sobre el canal de Panamá y posiblemente el inicio de los estudios del nuevo tren Panamá - David en la provincia de Chiriquí por parte de los gobiernos involucrados. Esto implicará su propia dinámica y la participación de todos los que vivimos en este hermoso país.

Después del evento de las mil polleras en enero 13, y ahora de la “gozadora de este Carnaval” y sus desenfrenos, lo que nos espera es mucho trabajo. Oportunidades que no debemos dejar pasar desapercibidas, generar trabajo, ahorro y riquezas para el país y nuestras familias, eso sí, con buenas prácticas ciudadanas y con el ingrediente de honestidad en todo lo que hagamos. No me opongo a la sana diversión que este pueblo se merece, es justo y necesario después de lo que está sucediendo en el país con tantas noticias desagradables.

Pero todos debemos hacer un esfuerzo más, caminar un kilómetro más por nuestro país. Para que tengamos una nación grande, donde promovamos esa cultura acogedora de propios y extraños; sobre todo de extranjeros que viven en Panamá como en su patria, así como a los que vienen de paso; donde nuestro lema en el escudo nacional se haga realidad para todos “Pro Mundi Beneficio”. Sigamos construyendo un Panamá grande y próspero para todos con sentido común con la realidad que estamos viviendo.

El autor es sacerdote

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus