• 23/10/2015 02:00

Protestas y falta de respuestas...

Cometer una injusticia o permitir que se cometa, pudiendo evitarla, y encima ignorar las quejas, protestas, llamados de atención sobre hechos injustos.

Cometer una injusticia o permitir que se cometa, pudiendo evitarla, y encima ignorar las quejas, protestas, llamados de atención sobre hechos injustos contra una o varias personas, puede provocar que quienes se sienten en su irrenunciable derecho a protestar pierdan la paciencia ante la parsimonia, pocoimporta o simples decisiones injustas de quienes tienen el poder de resolver, de evitar que se cometan injusticias. Hablando del sector público y su obligación de escuchar y dar respuestas a la sociedad, podemos afirmar que, definitivamente, las protestas son molestas para quienes no están directamente afectados por una situación; incluso, puede que, p. ej., los afectados por un tranque se conviertan en detractores del grupo que lo provoca, aunque le reconozcan razón; mas, la pregunta es: ‘¿Qué otro recurso se tiene para que un Gobierno escuche y resuelva, si parece que solo entienden ‘a la brava'? '. Si los Gobiernos hacen —a tiempo— el trabajo para el que se les paga (que incluye escuchar a la población), las protestas dejarían de tener fundamento y la paz tendría más espacio para reinar, porque el terreno para sembrar y cosechar paz... se abona con justicia.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus