Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Una crisis evitable

El presidente de la República debe concretar acciones para evitar otra debacle en la dirigencia del deporte

El deporte panameño vuelve a vivir momentos de convulsión. Mientras la natación transita por aguas turbulentas, un proyecto ‘imperdonable', como la Ciudad Deportiva de Colón, está inconcluso y casi al borde de colapsar, sepultado entre la maleza y estructuras a medio hacer. El aplauso por los logros en el deporte panameño no se escucha; solo el ruido cada vez más fuerte de sus conflictos y carencias. Si está realmente en el interés del presidente de la República hacer algo al respecto, más allá de un proyecto de ley que crearía una Autoridad del Deporte, aún bastante desconocido, conviene que concrete acciones para evitar una nueva debacle en la dirigencia del deporte nacional. Cuando los conflictos surgen al calor de una lucha de poderes, quienes sufren inevitablemente las consecuencias son nuestros atletas; quienes resienten no poder participar internacionalmente, no poder entrenar de forma adecuada y, lo peor, ni siquiera saber a quién pedir apoyo. Este, no es un llamado ni una sugerencia, es una solicitud formal. El deporte es una inversión, un proyecto de inclusión social que genera oportunidades de desarrollo humano y económico, ayuda a reducir la desigualdad social y promueve la integración; además, fomenta paz. Entonces ¿por qué no erradicar el germen que ha carcomido nuestro deporte por años, desde sus cimientos hasta su dirigencia?