Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

No dejemos entrar lo perverso

Que el asesinato de esos dos compatriotas, servidores de la patria, no quede solo como el sacrificio de ellos


Los panameños somos personas buenas. Somos alegres y folclóricos. Es una forma de expresión de nuestra naturaleza como humanos y no importa el estatus social, somos así. Pero el tiempo está cambiando este comportamiento y quizás sea por el odio, venganza, pesimismo y división que está empezando a invadirnos. Los panameños estamos experimentando cosas que antes eran inimaginables. El asesinato a sangre fría de dos agentes policiales, denota algo extraño en el comportamiento de los panameños. No es normal ese actuar y esto demuestra que hemos permitido que lo perverso salga a flote en nuestra humanidad. Esta situación es preocupante y debe ser repudiada por todos. Este es solo un aviso de lo que podría ser el inicio, porque cuando una sociedad se pierde en el laberinto de lo oscuro, la sociedad está condenada a lo malo. Es por ello necesario que todos hagamos un compromiso con nosotros mismos, con el país y con nuestra sociedad. Que expulsemos todo ese odio, rencor, venganza y demos espacio a la reflexión, a la esperanza, a lo bueno. Que el asesinato de esos dos compatriotas, servidores de la patria, no quede solo como el sacrificio de ellos, sino como una advertencia de que hay que cerrarle el espacio a todo lo negativo que amenaza. Panamá tiene que ser un país de luz, un país de alegría y por muy duro que sea el camino, siempre lucharemos por el bien de la humanidad. ¡No lo olvidemos!