Temas Especiales

18 de Ene de 2022

Entre Líneas

Que no vuelva a pasar

“[…] que de hoy en adelante los esfuerzos sean para sacar completamente el país de las garras de la delincuencia, tanto política como criminal”

El decenio 2009-2019 ha marcado el país y, sin duda, en los años venideros, la sociedad podrá mirar en retrospectiva con una mayor claridad. Y no es correcto mirar este decenio como períodos separados, porque es un todo: ¡corrupción y manipulación! Millones y millones de dólares en sobornos y uso de todo el poder del Estado para manipular y amedrentar. Será un período digno de estudios y ejemplo para no repetirlo jamás. La bonanza que hubo fue solo un espejismo, porque escondía el gran atraco al país. Es un período donde los barones de la droga se sintieron cómodos de operar y echaron raíces. Coima y donación, al igual que persecución y justicia figuran en este período como sinónimos. Pero la podredumbre empieza a salir y los caletos y confesiones aparecen en el ambiente, porque todo forma parte de este espejismo que vivimos, y aunque luego el clan se desintegró por peleas internas y profundas, sigue siendo la misma podredumbre. La justicia tiene que volver a funcionar como relojito suizo, al igual que los estamentos de seguridad, cuyos líderes fueron cooptados con jubilaciones extraordinarias para mantenerlos controlados. Que esto no vuelva a pasar en Panamá y que de hoy en adelante los esfuerzos sean para sacar completamente el país de las garras de la delincuencia, tanto política como criminal. ¡Así de simple!