Temas Especiales

17 de May de 2022

Entre Líneas

Otra forma de corrupción

“Panamá está lleno de falsos expertos que se hacen pasar como los grandes profesionales, pero no lo son. Son usurpadores y chamanes de la información [...]”

La corrupción tiene muchas formas. No solo es aquella en la que un funcionario, confabulado con un empresario, atraca las arcas del Estado a través de un contrato. Es también cuando una funcionaria se lleva el papel higiénico de la oficina para su casa. Es cuando el policía acepta una coima a cambio de no boletear al infractor, etc. Lo es también cuando alguien pasa por delante al último de la fila o aquel que le pasa las respuestas de un examen a su compañero. También lo es una persona que ocupa un cargo sin tener las credenciales necesarias para estar allí. Pero hay otras formas de corrupción en las que personas se erigen de expertas y hablan de un tema, pero son expertas en nada. Un experto es “una persona reconocida como una fuente confiable de un tema, técnica o habilidad cuya capacidad para juzgar o decidir en forma correcta, justa o inteligente le confiere autoridad y estatus por sus pares o por el público en una materia específica”. Es así como lo define el diccionario. Panamá está lleno de falsos expertos que se hacen pasar como los grandes profesionales, pero no lo son. Son usurpadores y chamanes de la información, cuyo engaño verbal supera con creces al entrañable Trespatines. Y esa corrupción también hay que extirparla. ¡Así de simple!