Temas Especiales

05 de Jul de 2022

Entre Líneas

El desvarío de una profesión

“[...] con ese desvarío de muchos profesionales del periodismo, se le inflige un gran daño a la sociedad, [...]”

El periodismo es un servicio público que tiene como centro al ciudadano. Cuando un periodista pone por delante a un político o a una empresa, por más que lo disfrace, no hace periodismo, hace propaganda o publicidad. Por desgracia, muchos periodistas han caído en las garras de la política o son meros mercenarios de la pluma al servicio de quien les paga. En Panamá, eso no es ajeno y dista mucho del servicio público al que están obligados los profesionales del periodismo. La reconocida periodista María Elvira Salazar, quien hoy es congresista en Estados Unidos y que en el ejercicio del periodismo fue galardonada con cinco Emmy, por diferentes reportajes sobre Cuba, Nicaragua o República Dominicana, a propósito de ese giro de muchos periodistas en Latinoamérica, escribió: “Fui periodista más de 35 años y me encantó cada segundo de mi trabajo: informar, una de las mejores expresiones de la Primera Enmienda. Pero el periodista de hoy tiene un gran problema. Tenemos más activistas que reporteros y los medios persiguen los titulares, no la verdad”. Y ¡cuánta verdad hay en ese mensaje! Lo triste es que, con ese desvarío de muchos profesionales del periodismo, se le inflige un gran daño a la sociedad, que es a la que nos debemos todos los periodistas. ¡Así de simple!