Temas Especiales

26 de Jun de 2022

Entre Líneas

Un ciclo perverso

El problema del transporte público en la ciudad de Panamá ha colapsado, justo por ese esquema donde lo que ingresa no da para sostener el sistema (...)

Hay una costumbre perversa que está causando graves problemas a la sociedad. Se trata de la gratuidad con la que se pretende todo. El problema del transporte público en la ciudad de Panamá ha colapsado, justo por ese esquema donde lo que ingresa no da para sostener el sistema y el gobierno tiene que subsidiarlo. Es justo lo que podría ocurrir con el Metro, donde se cobra un pasaje muy pequeño, pero lo que ingresa no da para el funcionamiento de todo ese engranaje. Hay que idear alternativas que sean viables y sostenibles en el tiempo. No se trata de subir el pasaje al público; de lo que se trata es de buscar lo fondos para esos subsidios. Hoy todo sale de la caja central, pero no debe ser así. Por ejemplo, el impuesto al combustible se destina al subsidio del tanquesito de gas. Sería conveniente que una parte de ese impuesto se destine al subsidio del transporte público. Pero hay que buscar otras alternativas para sufragar estos millonarios egresos en el transporte público. El municipio de Medellín tiene muy bien estructurado un esquema donde tiene empresas que generan ingresos y esos ingresos pasan para obras públicas y subsidios de servicios a sus ciudadanos. Por allí podemos empezar y no seguir con ese ciclo perverso de hoy en la ciudad capital. ¡Así de simple!