• 16/12/2013 01:00

Daño prolongado

La invasión militar estadounidense a Panamá a finales de la década de los 80 fue el triste resultado de una sociedad democráticamente dé...

La invasión militar estadounidense a Panamá a finales de la década de los 80 fue el triste resultado de una sociedad democráticamente débil que no tuvo entereza cívica para frenar y purgar un sistema ilegítimo. Es justo decir que ese régimen militar era una respuesta a 7 décadas de ineficiencia y desigualdad económica. Años en los que cada campaña electoral era un festival de manipulaciones y engaños. Épocas donde el pueblo era siempre la víctima. Tras la desolación de la operación militar de 1989, se abrió la puerta para caminar hacia una democracia participativa. La Estrella inicia hoy un recorrido por los últimos 24 años para contestar esta pregunta: ¿Hemos valorado el alto precio pagado por recuperar la democracia? La respuesta no es alentadora. Injusticias, pobre educación y distribución de las riquezas se han sabido prolongar cubiertas de falta de conciencia, transparencia y eficiencia de nuestros sistemas. Los cambios, que debieron seguir a la acción militar, esperan, prolongarlos nos hace testigos de un daño mayor.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus