Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

La Llorona

La llorona

Glosas de la realidad política de Panamá.

EL ASILO

Alguien preguntaba por qué le dan asilo a Pilar —la pinchadora colombiana— y el otro respondió: ¡pa’ ganar el peón, mijo! Lo que dicen es que El Enzapatilla’o le está resolviendo un problema político a Santos.

NO LO VAN A PERDONAR

Alguien que tiene por qué saberlo me cuenta que a Alvin le van a llover demandas por abuso de autoridad, extralimitación de funciones y por eso es que está tan hablantín.

LA COMIDILLA

Por allí rueda el comentario de que debe explicar cómo fue la transacción del quiosquito de los seguros. Voy a preguntarle.

CELEBRANDO

Que David Searby, el consejero de la embajada gringa, estaba ayer muy contento celebrando el ‘Thanksgiving Day’ con 41 estudiantes de la Licenciatura de Inglés del Centro Regional Universitario de Aguadulce. Sudó, pero le quedó bien.

TRISTES Y SENTIDAS

Las policías están desmoralizadas con Gustavito porque no eligió a ninguna de ellas para ser la imagen publicitaria de la mujer policía. Lo que más les duele es que contrató directamente en una publicitaria _por miles de dólares_ a una barby que de pistolas, tolete ni de seguridad sabe un milímetro.

¿DE LA U O DE MAURO?

Me dice el informante universitario que Mauro está mudando todo en el centro de estudiantes de la Facultad de Comunicación. Parece que no va a dejar ni un lápiz antes de su salida obligada a mediados de diciembre. Esto se hincha.

LA DÉCIMA PROVINCIA

Sorpresa causó entre los residentes de Polanco, camino de Santa Rosa en Capira, la presencia de la HR del sector de Guadalupe y del ex burgomaestre Luis War de la tierra del Bollo y del Chicheme. ¿Preparando el terreno para ser el nuevo gobernador de la décima provincia o la diputación para el 2014?

SALÓN DE LECTURA LA LLORONA

Los estudiantes de la Moisés Castillo bautizaron el martes el salón de lectura infantil de la Hortencio Icaza con el nombre de La Llorona, después que Lili Enlace y Lisandro El Guapo se reunieron por dos horas a solas, analizando esta columna. ... y que nadie llore