Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Primos en política

P anamá es un país relativamente pequeño, donde recién pasamos de los tres millones de habitantes. No es de sorprenderse que en el fondo...

P anamá es un país relativamente pequeño, donde recién pasamos de los tres millones de habitantes. No es de sorprenderse que en el fondo muchos estemos relacionados familiarmente, por descendencia o por matrimonios. Por eso hay que tener mucho cuidado con quién hablas, porque del que hables mal, muy probablemente esté relacionado con tu interlocutor. Siendo así las cosas, no es de extrañar que en la política nos encontremos con familiares disputando posiciones bien de elección como de designación. Algunas familias tienen la suerte de poder resolver ambiciones en el seno familiar y con un acuerdo evitar confrontaciones. Un caso reciente, ejemplo, los hermanos Varela, donde uno optó por la diputación y el otro por la presidencia del partido y del país.

Me imagino que otras familias llegaron a disponer el orden de su participación en forma civilizada, la herencia política de los Arango recayó en Aníbal Galindo, casado con la hija del último patriarca Arango, mientras otros quedaron a la espera sin cuestionar su liderazgo. Los Alemán Healy vieron primero la opción de José Miguel, luego entró Jaime y seguro seguirán otros. Yo recuerdo cuando se hablaba de los liberales siempre se hablo de la ‘CHONA’, el grupo Chiari, Orillac, Navarro y Arango como las familias pilares. Primos y hermanos participaron en el antiguo liberalismo evitando confrontaciones.

Cierto es, sin embargo, que hemos visto históricamente primos compitiendo por una misma posición. José Antonio Remón era primo de Roberto F. Chiari y ambos fueron candidatos rivales en las elecciones presidenciales de 1952. Eventualmente Chiari llegó igual al solio presidencial en 1960. Hoy, nuevamente veremos dos primos buscando la Presidencia de la República. Esta vez, sin embargo, es a nivel interno del PRD, donde los primos parecen estar destinados a enfrentar fuerzas en la primaria presidencial. Curiosamente ambos son Navarro, histórico nombre liberal, pero ahora en el partido revolucionario.

En mi perspectiva, las primarias del PRD se reducirán al acercarse el 12 de febrero del 2012 a las opciones de Juan Carlos Navarro, ‘Juank’, y su primo Samuel Lewis Navarro, ‘el Perro’. Ambos tienen amplias credenciales para aspirar a la Presidencia. Juan Carlos, quien lidera hoy las encuestas y estoy seguro marcha en primer lugar, tiene en su currículum 10 años como alcalde del distrito capital, precedido por un extraordinario trabajo nacional e internacional en el campo ambientalista. Dentro del partido mantiene una estructura electoral fuerte y ha sido miembro del CEN del mismo. Juan Carlos goza de mucha simpatía en el poder popular y por segunda vez busca la postulación.

Samuel se destacó en el gobierno anterior como un excelente canciller, heredero del don diplomático de su padre el recordado Gabriel Lewis Galindo, mantiene excelente relaciones a los más altos niveles de gobiernos y partidos extranjeros. Su don de gente lo muestra en las reuniones de base del partido, mientras que lo antecede su excelente desempeño en el complicado mundo empresarial y financiero. Muchos pensaron que su espacio lo tenía ganado para las elecciones pasadas, pero pacientemente lo dejó pasar para ahora, en forma determinada, buscar la postulación.

Los primos en esta ocasión no resolverán el tema en reunión familiar. Esta vez ambos buscarán el apoyo de los votantes del partido para oficializar su candidatura. Juank con más experiencia electoral y mayor estructura propia hoy día, Samuel negociando espacios y apoyos. Una primaria que no debe dejar heridos, son primos. La carrera al Palacio de las Garzas es larga, las elecciones no son hasta mayo del 2014 y muchas cosas están por decidirse aun, pero el retrato de la actualidad muestra el choque de los primos en la primaria PRD.

El resultado final, considero, dependerá de la capacidad del candidato que mueva a los miembros no militantes del partido, los apáticos y miembros de número. Porque los militantes ya tomaron partido, ambos candidatos son conocidos y los muy activos saben a cuál de los dos prefiere. En ese marco la ventaja es la que muestra la encuesta de hoy favorable a Juan Carlos, pero hay una gran cantidad de miembros que no muestran aun inclinación por ninguno, los famosos indecisos. Que al final deciden.

A un año de la escogencia que hará el PRD, veo un Navarro en su futuro. Y, si el CD al final postula a Aníbal Galindo Navarro, como muchos opinan, nuevamente tendremos a dos primos peleando la Presidencia de la República.

*INGENIERO Y ANALISTA POLÍTICO.