09 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

El género, concepto social—laboral

El concepto tan traído hoy del ‘género’, ha sido muy debatido por distintas disciplinas y visto desde varios escenarios; y aun no hay u...

El concepto tan traído hoy del ‘género’, ha sido muy debatido por distintas disciplinas y visto desde varios escenarios; y aun no hay una total unificación de hasta dónde llega su definición. Sexo social. La sociedad, según el sexo. Conductas sociales según el sexo. Podrían no ajustarse exactamente.

Pero no tiene nada que ver con el concepto de Orientación Sexual. Y mucho menos con la actividad sexual. Más bien con las características de conducta, actitud y actividades laborales y sociales que ejecutan hombres y mujeres. En que todos podemos tener semejantes capacidades en muchas áreas y que ambos grupos sexuales deben tener igualdad de oportunidades para ejercerlas con igual remuneración y valorización. Es decir, todos podemos manejar un bus, y todos podemos ser cocineros o ser gerentes de un banco. Los ejemplos son múltiples. Otro aspecto que hay que considerar son las características biológicas especificas de cada sexo y cada edad, y sus limitantes naturales. Los hombres pueden ser padres, las mujeres pueden ser madres.

En un análisis epistemológico transdisciplinarios se concluye que existe en la sociedad un complejo problema de la equidad de género en las profesiones y en educación, salud, cultura, relaciones laborales y otros.

Que en investigaciones comparativas de igualdad de género bajo la perspectiva filosófica, filológica, sociológica y psicológica existen aspectos y problemas de relaciones de género, tanto teóricos como prácticos.

La socialización del género ha sido eminentemente pedagogía, la familia, los medios de comunicación y toda la sociedad en sus relaciones interpersonales. Es una transmisión de aprendizaje formal y cotidiano. Se refuerza en las escuelas y en las dificultades de la relación familiar ente sus padres y en los trabajos.

En el reciente Congreso Bianual de Psicología y en el lX Taller Psicológico Latinoamericano se expresó que en una perspectiva general, es preciso continuar el diálogo científico y las investigaciones de campo de los malestares y reclamos individuales y colectivos, por las contradicciones socio—histórica y la búsqueda de la equidad de género.

En Declaración de la OIT 2008 se promocionó el Diálogo Social para el trabajo decente de la Mujer. Desde entonces se han creado comisiones tripartitas en varios países del continente, que incluyen los ministerios de la Mujer, de Trabajo y sindicatos; impulsando un Programa de Promoción de Igualdad de Género y Raza en el mundo del trabajo.

La OIT regional con sede en San José de Costa Rica ha concluido que persiste la desigualdad de género en el trabajo en Centro América con discriminación contraria a los principios fundamentales del trabajo.

¿Dónde toca los aspectos vitales de la salud? En el embarazo y la lactancia, en donde esa sublime función es tomada como un riesgo de estabilidad laboral por los periodos de incapacidad y en consecuencia hay dificultades para conseguir trabajo.

El control prenatal y la lactación materna, son considerados hoy dos elementos básicos para disminuir la morbi mortalidad materna e infantil. Hay leyes que protegen a las madres. Pero la realidad es otra. Son precisas leyes especiales que protejan a la gestante y la lactancia, dándole más tiempo para atender la fabricación de un panameño (a), sin afectar a su empleador. Pero al considerar al trabajo un producto más que entra en la libre oferta y la demanda de los negocios, el mercantilismo no ve, sino los libros de contabilidad y las cuentas bancarias. Es preciso inyectar en los organismo empresariales una dosis de Justicia Social para llegar una globalización equitativa y tomar la generación de empleo de mujeres como una responsabilidad social y familiar generacional de interés nacional.

Otro aspecto poco publicitado como equidad de género es el acoso sexual, generalmente no denunciado por falta de prueba gráficas y alto riesgo de ser despedidas. Aquí es donde las cualidades de hombría y valorización de la feminidad deben mantener el nivel de equidad y respeto mutuo.

Más aleatorio son la discapacidad y lo racial, que también hay que vigilar.

Como usamos el concepto de género que se aplica aquí. No mencionaré otros cinco géneros socio—sexuales que se usan en otras culturas.

También Taxonómicamente Género es parte de la clasificación general de la Naturaleza, está después de las ‘familias’ y antes de las ‘especies’.

En literatura también se habla de diferentes géneros literarios. En telas también se habla de géneros. No debe confundirse con orientación sexual.

El concepto de género bien entendido, como debe ser, puede resultar muy positivo para la buena relación de todos en sociedad, que es otra fórmula para alcanzar un Panamá Mejor.

*MÉDICO Y EX MINISTRO DE SALUD.