27 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Ley de salud sexual y reproductiva

Los conceptos que reproduzco están acordes a la OMS Organización Mundial de la Salud (fui representante de las Américas en ese programa ...

Los conceptos que reproduzco están acordes a la OMS Organización Mundial de la Salud (fui representante de las Américas en ese programa en Ginebra); del WAS, Asociación Mundial de Salud Sexual; y de la FLASSES, Federación Latinoamericana de Sexología y Educación Sexual, de la cual soy designado embajador en Panamá.

Para ser efectivo en los objetivos educativos, hay que ser muy asertivo y evitar las confrontaciones. Innecesarias. Hay que ser realista, tener experiencia con los jóvenes para darles mensajes, imponer normas es traer como consecuencia ser rechazados y así ningún mensaje surte efecto, hay que dar opciones. Todos los organismos coinciden en que la solución a los problemas de la sexualidad y la reproducción es la Educación Sexual. Los problemas más citados son los embarazos no programados y las ETS, Enfermedades de Transmisión Sexual. Poco se mencionan los fracasos de la familia, los divorcios, las desavenencias familiares, la violencia doméstica, las disfunciones sexuales, las desorientaciones y la infelicidad humana.

Pero el sexo lo creo Dios, para la unidad de la familia, para crear nuevos seres, para la felicidad de las parejas, para hacer más bella la vida, para el placer del Amor. No para satanizarlo ni rodearlo de represiones, culpabilidades, vulgaridades ni violencia.

No se trata de inducir al deseo de la actividad sexual. Ella se presentará sola, cuando la Hipófisis, siguiendo un reloj biológico genéticamente heredado y totalmente natural, produzca las hormonas que desencadenan una cadena de hechos psicológicos, hormonales y biológicos correspondientes. A la sociedad le corresponde crear las condiciones óptimas para que estos cambios se den lo más ajustados a las normas de convivencia social, para estructurar una personalidad integralmente desarrollada, que disfrute la felicidad de la vida y que se proyecte a la sociedad en una familia.

Enseñarles los hábitos y conducta básicas, los valores desde los primeros años, función que corresponde, principal e inicialmente, a la familia. Verlo como algo natural y bello, saber interactuar en grupos, respetando y respetándose. Esta es la base. Sabemos que en el mundo están las dificultades y lo problemas ya conocidos. Por eso, siendo positivos, es preferible que ellos, los jóvenes, deben estar bien, oportuna, y preventivamente informados, para no ser víctimas de desinformaciones, de abusos, errores, engaños, ilusiones por desconocimiento o ignorancia. La Educación Sexual deberían darla los padres. Pero, muchos padres (la mayoría) no se atreven o no saben enseñarla. En la sociedad los jóvenes reciben mensajes errados de sexualidad. La satanizan, le temen, le dan morbosidad, le dan tabúes, lo escandalizan, le dan maldad, le dan perspectivas irreales, lo comercializan, lo deforman.

Muchas niñas menstruan a los nueve años. A esa edad deben tener una información básica de la biología femenina y sus manifestaciones, inclusive, emocionales y cómo manejarlas.

La edad de inicio de la actividad sexual en Panamá es de un promedio de 15 años.

A los 13 años, niñas y niños deben estar preparados para hacer buen uso de su sexualidad, desde los aspectos éticos, sentimentales, afectivos, biológicos, sociales y sexuales, incluyendo la prevención, la responsabilidad, las técnica y manejo del noviazgo y de cómo la sexualidad debe contribuir a perfeccionar su personalidad, su felicidad y su futuro.

Como los padres lamentablemente no están cumpliendo integralmente su función de educadores sexuales, la Escuela debe dar esas orientaciones. Pero debe darse junto con un integral programa de ESCUELA DE PADRES Y MADRES en las asociaciones de las escuelas, para trabajar con los padres, lo que facilita la docencia y el ejercicio de su patria potestad. Estos programas deben ampliarse apoyarse y darles la trascendencia que es necesaria. La Planificación de la Familia debe orientarse a evitar los embarazos no programados y con ello evitar los abortos. Aun una causa importante de la mortalidad materna son los abortos complicados.

Prioridad son las comarcas indígenas y las poblaciones campesinas aisladas. En 1991 un gobierno panameñista llevó por primera vez especialistas obstetras y pediatras a las comarcas, entrenó y equipó a las parteras empíricas indígenas. Los jóvenes son seres humanos que, igual que los adultos, tienen sus naturales motivaciones sexuales. Es un Derecha Humano (ONU). Por lo que no es correcta, es la ignorancia ni la represión. Pero si la ética, responsabilidad y la orientación hacia los aspectos humanos, de amor, satisfacción, sentimentales, afectivos, de solidaridad, voluntariedad, calidad de vida. A los jóvenes muchas veces confundidos y sorprendidos por los fuertes impulsos de la adolescencia, sino se les prepara para esta etapa crucial de la vida cometen errores por falta de experiencia. Para eso es la Educación Sexual. No castigarlo ni acorralarlo. Comprenderlo, orientarlo, respetarlo, darle opciones alternativas para manejar sus ilusiones, el noviazgo y su sexualidad.

Los medios de comunicación social pueden contribuir a dar esas soluciones, pues tienen amplia cobertura y sintonía, esto mediante programas de responsabilidad social de empresas y publicitarias.

El concepto de género, existió como sexualidad social y está relacionado con la equidad y la participación en las tareas familiares y profesionales. No tiene nada que ver con desviaciones.

Las informaciones distorsiones deben ser ‘Preventivas’, para evitar la ignorancia o las presiones sociales hacia abusos, desviaciones o prostitución. Como todos los valores, deben ser vivenciales, diario, inmerso en la práctica diaria, dentro de las materias relacionadas. Adaptarse a la edad evolutiva de los jóvenes. Los pensum deben ser consultados con los especialistas, con los docentes entrenados y con los padres de familia. Las intervenciones de esterilización deben darse dentro de las normas hospitalarias. Reproducción asistida tiene muchos componentes, debe ser revisado con los especialistas, según normas internacionales. Es de urgencia una legislación moderna y realista sobre Sexualidad y Familia para un Panamá mejor.

*MÉDICO Y EX MINISTRO DE SALUD.