26 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘Sin conciencia histórica, no hay conciencia nacional’

HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.. S e aproxima el ‘Mes de la Patria’ y es en noviembre de cada año, cuando en los panameños emerge el fervor p...

HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.

S e aproxima el ‘Mes de la Patria’ y es en noviembre de cada año, cuando en los panameños emerge el fervor patriótico. El resto del año, es casi nulo ese entusiasmo y amor a la patria. Se observan algunas reacciones patrióticas cuando, deportivamente o en algún certamen internacional un coterráneo (a), alcanza un triunfo representativo.

Para la mayoría de los medios de comunicación, los aspectos y temas históricos son de poco interés para sus lectores, oyentes o televidentes. ¿A quién responsabilizamos de esa apatía hacia la historia? ¿Quién o quiénes tienen la obligación de elevar el patriotismo de todos los que formamos la nación panameña? ¿El Gobierno? ¿El Ministerio de Educación? Usted mismo dése la respuesta y pregúntese: ¿A quién culpamos? O, ¿quién es responsable?

La historia tiene como primer escritor a los Periodistas. A través de sus noticias, comentarios, reportajes, etc. plasman en sus medios de comunicación, escritos, hablados o televisados los acontecimientos importantes o no de los hechos que ocurren y es por ello que aceptamos como válido que: ‘EL PERIODISMO ES EL PRIMER BORRADOR DE LA HISTORIA’.

Posterior, los llamados historiadores (as) recopilan las diferentes informaciones y las publican en sus obras. No obstante, en estos dos marcos de referencias encontramos, tanto en los comunicadores sociales como en los historiadores, la influencia personal o de otras características ajustables en las narrativas de hechos y sucesos descritos. Esta personalización, por parte de algunos, los ha llevado a crear omisiones, transformaciones y tergiversaciones de algunos aspectos relevantes históricamente hablando. La historia debe ser escrita dentro del marco de la verdad y con una objetividad intachable.

Como historiógrafo, he realizado investigaciones históricas y he hecho algunas observaciones sobre este particular. Por ejemplo: La celebración de una fecha de Independencia de Panamá de Colombia, cuando según el ‘Acta Independentista’ la misma se ‘Proclamó el 4 de Noviembre en el Cabildo Abierto’. Relacionado con los Símbolos Patrios podemos mencionar: ¿Quién realmente cosió la Bandera panameña? ¿Porqué no se han hecho las observaciones sobre lo que significa Independencia y Separación? El Escudo de Armas ha sido el Símbolo más ofendido e irrespetado. Con excepción de la Asamblea de Diputados y la Corte Suprema de Justicia, éstas son las únicas instituciones que presentan sus logos, de éste Símbolo, sobre ‘Campo Verde’ como mandata la Ley, cumpliendo con la presentación correcta del Símbolo y las demás Instituciones están violando la Ley sobre el uso del Blasón Heráldico.

Por último, violentando el ‘Derecho de Autor’, se pretende aprobar la Ley 329, modificando los Símbolos patrios. Mal se pueden cambiar o alterar los Símbolos Patrios, cuando estos están constitucionalizados, en el Artículo 6º de la Carta Magna vigente y para hacer cualquier alteración a los mismos, se requiere de una Reforma Constitucional. Porque lo contrario sería una flagrante violación Constitucional.

En cuanto al Himno Nacional, su verdadera historia no ha sido debidamente divulgada. Cantamos un Himno que no es el original de Jerónimo Ossa Escobar, llamado ‘Canto patriótico istmeño’.

Sería largo enumerar los errores, abstenciones, tergiversaciones, creación de personajes y hechos alejados de la verdad. Todo esto nos ha llevado a completar un trabajo literario titulado ‘LA VERDAD HISTÓRICA DE LOS SÍMBOLOS PATRIOS, SU USO Y LA POESÍA PATRIA’. Debemos enmarcarnos en el conocimiento real y verdadero de nuestra historia patria, porque somos conscientes y lo expreso en mi pensamiento: ‘El patriotismo no se impone ni se obliga... se educa al niño para amar a su patria y sus símbolos’.