Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La administración pública panameña

Ahora es más fácil desarrollar la discusión de lo que es la Administración Pública y la Privada (empresarial), porque la intención del ...

Ahora es más fácil desarrollar la discusión de lo que es la Administración Pública y la Privada (empresarial), porque la intención del gobierno de crear la Asociación Pública Privada, para agilizar algunos procedimientos administrativos para cambiar el método de conducir la administración pública a privada, es contradictorio con la teoría y práctica del concepto democracia.

La base del Estado Panameño es la Constitución Política de la República de Panamá —Gaceta Oficial 25,176—, porque los fines del Estado: se clasifican en carácter moral y carácter jurídico y ambos tienden a lograr el mayor bien para el mayor número de personas. Así mismo, lo establece en el artículo 282, y cito: ‘El ejercicio de las actividades económicas corresponde primordialmente a los particulares, pero el ESTADO las orientará, la dirigirá, reglamentará, reemplazará o creará según las necesidades sociales y dentro de las normas del presente Título, con el fin de acrecentar la riqueza nacional y asegurar sus beneficios para el mayor número posible de los habitantes del país. El Estado planificará el desarrollo económico y social mediante organismo o departamento especializado, cuya organización y funcionamiento determinará la Ley’.

La democracia de mercado tiene su valor en los precios: públicos y privados; donde encontramos viable o razonable siempre y cuando el gobierno tenga la voluntad política en establecer los precios no lucrativos — públicos, porque la empresa privada fija los precios lucrativos.

Los Derechos Humanos y el desarrollo humano no pueden hacerse realidad en Panamá por la falta de acciones enérgicas y obligatorias de los presidentes de la República, que ocupan su tiempo en politiquería, en lugar de resolver las necesidades y problemas de los ciudadanos. La pregunta sería: ¿Para qué Democracia, si no resuelven los problemas: canasta básica, transporte colectivos, seguridad pública y otros de obligatoriedad gubernamental? Porque los existentes partidos políticos no tienen credibilidad, por no cumplir con los principios de la Declaración de los Derechos Humanos.

Por otro lado, la Democracia, la Descentralización y Gobiernos Locales, en donde la municipalidad es una figura administrativa y política como expresión del poder democrático de las comunidades; la pregunta es: ¿cuándo se adiestrará y capacitará de manera permanente a los servidores públicos municipales? Este tema requiere de la creación de una Dirección General de Fomento y Desarrollo Municipal en el Ministerio de Gobierno, en sustitución a la Dirección de Gobierno Locales.

¿Y la Justicia? Porque los magistrados denominados por el Órgano Ejecutivo no caminan en favor de la democracia. Ya que sus fallos son políticos, en consecuencia la sociedad panameña se asienta en la cresta de la ola de la pobreza. Las actividades económicas de tecnología solo se benefician.

Por tanto, las responsabilidades de los bienes del Estado (somos todos) estarán en función creativa e imaginativa de las palabras ‘gerentes empresariales’, no así en ministros de Estado, directores nacionales para las concesiones, subsidios y la Deuda Pública, que son los tres términos con grandes connotaciones en la Administración Pública.

*LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.