Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Bolivia elige a sus magistrados por voto popular

ECONOMISTA. En Panamá los aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia presentaron su documentación al Ministerio de la Pre...

ECONOMISTA

En Panamá los aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia presentaron su documentación al Ministerio de la Presidencia, son 10 los magistrados (cinco principales y cinco suplentes), que designará el presidente de la República, Ricardo Martinelli; tres, junto a sus suplentes, irán a la Sala Quinta y dos con sus suplentes, reemplazarán a los magistrados Winston Spadafora y Luis Cigarruista, quienes terminan su período el 31 de diciembre. Al igual que otros países latinoamericanos, en nuestro país, dicha elección es cuestionada.

Sin embargo, en Bolivia, hace unos días, se hizo una histórica elección de autoridades judiciales por sufragio popular, una jornada en la que 5.2 millones de bolivianos eligieron 56 magistrados de los altos tribunales de justicia, en un proceso inédito en el mundo. Un total de 28 autoridades (más 28 suplentes) de la Corte Suprema de Justicia, el Tribunal Constitucional y otras dos instancias fueron elegidas por primera vez mediante consulta ciudadana, en el contexto de la nueva Constitución Política aprobada en 2009, que contempla la elección de jueces nacionales por voto universal y la participación paritaria de hombres, mujeres e indígenas en las listas de candidatos.

Cabe anotar que se presentaron 115 candidatos. Los votantes debían elegir entre 116 candidatos, seleccionados por el Congreso (conformado en dos tercios por parlamentarios del partido en el poder, el Movimiento al Socialismo, MAS), en un proceso que prohibió las campañas electorales y que los medios entrevisten a los candidatos.

Las listas de candidatos a jueces incluía a campesinos e indígenas, la mitad hombres y la otra mitad mujeres. La forma de elección es por mayoría simple y la votación es obligatoria. La papeleta de votación incluye fotografías de los candidatos y cuatro columnas de distintos colores para cada una de las instancias del Poder Judicial. La última franja está dividida en dos columnas, una para magistrados varones y otra para mujeres.

Paradójicamente, la Organización de Estados Americanos, garante de la legitimidad del torneo electoral, designó al ex presidente panameño Martín Torrijos como el jefe de la misión de observadores, quien calificó de proceso único en el continente las elecciones judiciales bolivianas. Observadores internacionales de la Unión de Naciones Sudamericanas, del Parlamento Latinoamericano y otros coinciden en que las elecciones judiciales son un hecho histórico e innovador que fortalece la democracia. Digno ejemplo a seguir en el resto de países latinoamericanos, incluyendo a Panamá.