Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Un monumento de recordación

Hoy, volvemos a caminar las calles de La Chorrera, en un llamado de atención de un hecho que conmocionó al mundo en general y a este dis...

Hoy, volvemos a caminar las calles de La Chorrera, en un llamado de atención de un hecho que conmocionó al mundo en general y a este distrito en especial, para que no sea olvidado. El cruel asesinato de cinco chorreranos, secuestrados y encontrados enterrados en una residencia en La Chorrera.

¿Y cómo olvidar esto? Muchas personas todavía no salimos del asombro.

Si bien es cierto, los jóvenes víctimas de este asesinato son de ascendencia china, son chorreranos, y sería oportuno que las autoridades municipales, y el Consejo Municipal, destinen un globo de terreno donde la comunidad china de Panamá Oeste pueda erigir un monumento en recordación de estos jóvenes, al igual que a otros inmigrantes de esa etnia, como el recordado amigo José Asen Murgas—Chun Pan Pao, quien dedicó un periódico alternativo a La Chorrera y gratuito, porque también ellos son chorreranos, y así no quede en el vació la Ley No. 15 de 30 de marzo de 2004, que resalta los valores y aportes de la etnia china, y en el caso nuestro, para estos inmigrantes que escogieron a La Chorrera y Panamá Oeste como su casa, y con quienes convivimos diariamente, y que ese día estos inmigrantes, el Ministerio de Educación, INAC y Autoridad de Turismo, tengan donde organizar eventos alusivos a esa fecha; y, por qué no, los que escogimos este distrito, encontrarnos en una sola casa y en una sola familia, como será nuevamente hoy.

Y hoy que planteo la necesidad de esto, a mi mente se viene la memoria de don Manuel Chang, con quien esos primeros años cuando llegamos y fijamos temporalmente como residencia La Chorrera, bautizada en aquellos años La Ciudad Dormitorio, con quien compartimos una parte de su residencia en la Avenida de Las Américas. Don Manuel, se casó en segundas nupcias con una joven capireña de nombre Chiru, de donde nacieron tres hijos, Mario, Sixto y Nedelka; amistad que se ha mantenido hasta la fecha. Y por qué no mencionar a José Lee de Casa El Distribuidor, a Moisés Loo de Casa La Prosperidad, y el recordado amigo Enrique Chung de Casa La Marcelita, a quienes se les tiene un gran aprecio en este Distrito.

Y ya que alzamos nuestra voz en un llamado al Consejo Municipal y a la Alcaldía de La Chorrera, y quizás a otros municipios del país, es propicio que también se destine un terreno para registrar los nombres de aquellos chorreranos, que un día dieron realce a este distrito, y de esta manera cuando veamos estos nombres se puede transmitir a los visitantes y a las nuevas generaciones, como se estila en otros países. Chorreranos como Pedro Pablo Sánchez, Moisés Castillo Ocaña, Mariano Rivera, Tomás Martín Feuillet, y tantos otros que llenaron de gloria a La Chorrera.

Ojalá esta iniciativa nuestra haga eco en los concejales y a la Alcaldía, y por qué no, darle a La Chorrera un sitial que sea un lugar donde cada vez que visitemos ese monumento podamos recordar a los chorreranos Yessenia, Ken, Joel, Samuel y Georgina.

¡Ellos se merecen un Monumento de Recordación!

CPA Y EXINVESTIGADOR DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD DE PANAMÁ.