Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El general Eloy Alfaro y el sombrero Panamá

El pasado 25 de enero, a iniciativa de la colega María Isabel Salvador, Representante Permanente del Ecuador, el Consejo Permanente de l...

El pasado 25 de enero, a iniciativa de la colega María Isabel Salvador, Representante Permanente del Ecuador, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos recordó el centenario del vil asesinato del prócer de la independencia ecuatoriana, general José Eloy Alfaro Delgado (1842-1912). El general Alfaro fue el líder de la revolución liberal ecuatoriana (1895-1924) y presidente de su país en dos ocasiones (entre 1897 a 1901 y de 1906 a 1911). Por su rol decidido en las batallas de la revolución y sus combates a los conservadores por casi 30 años, se le llamó ‘El Viejo Luchador’.

Además de haber vivido en el exilio en Panamá y haber legado familia en nuestra tierra, caso de su descendiente directo, el Doctor Eloy Alfaro de Alba, exembajador de Panamá ante los Estados Unidos de América, el general Alfaro tiene una relación muy especial con los istmeños que es poco conocida: el sombrero Panamá.

Ese famoso atuendo, que conquistó al presidente Teddy Roosevelt cuando visitó el Canal a inicios del siglo pasado para supervisar su construcción y que ha tenido famosos portadores como Sir Winston Churchill, Frank Sinatra y Humphrey Bogart, es llamado Panamá por el general Alfaro. La reputación del Panamá fue establecida, entre otros aficionados, por Napoleón III y Eduardo VII.

El famoso sombrero, inicialmente llamado jipijapa, a partir de la pequeña ciudad ecuatoriana Jipijapa en la provincia de Manabí, supuestamente su origen tradicional, ayudó al general Alfaro para financiar sus luchas revolucionarias. Panamá para la época, con la construcción del ferrocarril a mediados del siglo XIX, la fiebre por el oro de California y la construcción del Canal, se convirtió en el sitio de paso más importante del hemisferio. Razón por la cual el famoso militar ecuatoriano decidió traer el sombrero para su venta entre los tantos que pasaban por el Istmo, naciendo así el nombre del sombrero por ser Panamá su lugar de adquisición.

El general Alfaro tuvo una larga historia en el Ecuador en la defensa de los valores democráticos, la unidad nacional y la integridad territorial ecuatoriana, del laicismo, mejorando el sistema educativo y los sistemas de transporte y comunicación. Se destacó por su apoyo a la libertad de pensamiento y a la libertad de expresión. Su muerte lo sobrevino cien años atrás cuando una multitud lo sacó de la cárcel, donde había sido recluido, terminando siendo linchado.

Gracias a Alfaro, la solidaridad entre panameños y ecuatorianos siempre ha sido considerada entre las más sólidas de pueblos hermanos latinoamericanos. Nuestra tierra acogedora siempre de perseguidos políticos; Alfaro, que por designios del destino y por su necesidad de hacerse de fondos para sus luchas en el Ecuador, nos legó el nombre del sombrero Panamá.

EMBAJADOR DE PANAMA ANTE LA OEA.