Temas Especiales

30 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Dónde estarán las estatuas?

Panamá 3 de enero de 2013. Señora Defensora

Panamá 3 de enero de 2013

Señora Defensora

La nota en ‘La Estrella’ de hoy 3 de enero de 2013 dice: ‘A juicio del juez, a pesar de que existía la causal para la apertura de una causa penal contra los procesados, no se encontraron las pruebas para determinar la certeza de la culpabilidad de las personas procesadas.

Las estatuas se perdieron cuando Giro fungía como administradora del parque Omar, donde reposaban’.

Recapitulemos: años pasaron y se llegó al punto cero: no hay pruebas. Pero las estatuas no eran invisibles, pesaban 35 toneladas y nadie sabe donde están. Giro es absuelta o sea que fue declarada no culpable.

No hay otro sospechoso, a no ser que algún duende capaz de hacer desaparecer estatuas voluminosas que pesaban 35 toneladas. ‘Yo no sé, dirán los interrogados, y los testigos, si alguno.

Conclusión: No hay culpable. La administradora no se los ha llevado ni se sabe lo que hizo o no hizo con las estatuas. Entonces, la Sra. Giro es no culpable. Pero el hecho de no ser culpable, ¿tampoco es responsable? No hay responsable.

¿Será porque no había un administrador del parque? Sí, había, pero no era responsable puesto que ha sido exonerada al igual que las otras personas encausadas. O sea que no hay responsable.

Si no hay responsable a la vista, y el que podía ser responsable, no lo era. ¿Quién responde por ella o ellos? Inevitablemente el responsable es el superior inmediato de la administradora.

O, si no, el superior del superior inmediato de la administradora. Y si no, el responsable es el superior del superior inmediato de la administradora. Y si no, el responsable es el superior del superior inmediato, del superior inmediato de la administradora.

Y si no, el responsable es el superior del superior inmediato, del superior inmediato de la administradora. Y si no, tendrá que ser el responsable de todos los superiores de los superiores mencionados.

¿Quién? Tendrá que ser el mismo presidente de la república.O quien estaba a cargo cuando ocurrió la misteriosa desaparición. ¿Martín? o ¿Mireya? o si no, el que ahora es el sucesor del presidente de turno, o sea Martinelli.

Pero no puede ser que no haya existido algún responsable. Aunque tengan que llegar al Papa.

JUBILADO