Temas Especiales

01 de Feb de 2023

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘Antes que se me olvide...’

‘ Antes que se me olvide...’ Así se titula el libro autobiográfico de don Moisés Aarón Mizrachi. Es uno de esos hombres que en silencio ...

‘ Antes que se me olvide...’ Así se titula el libro autobiográfico de don Moisés Aarón Mizrachi. Es uno de esos hombres que en silencio y con perseverancia luchan y trabajan para el bien. Nadhji Arjona, autora del prólogo de dicha obra, nos dice: ‘Empresario, padre de familia y dirigente comunitario, Moisés ha sido admirado y seguido muy de cerca por todos los que lo rodean, por la comunidad completa, sea que sus miembros pertenezcan a Kol Shearith Israel, la más antigua sinagoga del Istmo; a Shevet Ahim, la congregación ortodoxa y la más extensa de nuestro país; o a Beth-El, que reúne a los ashkenazies, fundada por aquellos que lograron escapar a tiempo de los desmanes de la Alemania nazi que derivaron en el Holocausto. Toda la comunidad judía panameña, a través de sus instituciones, ha tenido en Moisés, uno de sus más preciados dirigentes’.

En su contenido, Mizrachi se refiere a evocaciones; vivencias en el Valle de la Luna y en la ciudad de Panamá; a Dona, su esposa, y su mundo familiar; evolución personal y desarrollo comunitario; al Instituto Alberto Einstein, primera escuela hebrea en Panamá; a su padre Aarón, un visionario incansable; enseñanzas de integridad; tambores de guerra; Israel: nuestra lucha por la paz (la Embajada de Panamá en Israel); cosas de su vida y algunos anexos.

Desde niño comenzó a comprender lo que significa la influencia decisiva del hogar como fuerza tutelar en la forja de las virtudes de la persona humana, y esa convicción que ha mantenido durante su vida nacía de su propia experiencia, porque para elegir su rumbo, descubrir su vocación y confiar en sus propias capacidades le bastó evocar en cada instante a un padre lleno de prudencia y a una madre virtuosa, figuras tutelares de su hogar judío en donde se hacía un culto de decencia y en donde se practicaba con unción y firmeza la suprema religión del amor y del bien.

En su libro, don Moisés nos enseña que la palabra familia tiene un significado sentimental preciso. Dice más que la unidad jurídica y social de un conjunto de seres entrañablemente unidos por comunidad de origen y del amor, que nace del hondo conocimiento mutuo.

Se quieren los hermanos no solo por ser el vínculo de la sangre, sino también por la intimidad que entre ellos establecen la comprensión de los caracteres y el contacto de los corazones. En suma: se quiere por el conocimiento recíproco. ¡Ojalá nuestros pueblos se conocieran entre sí como deben conocerse los buenos hermanos!

Un episodio importante en la vida pública de don Moisés Aarón Mizrachi es digno de mención: ¡Se trata de un hecho insólito! En el ejercicio de su misión diplomática como digno embajador de Panamá ante el Estado de Israel, asumió un papel heroico. Fue en enero de 1991, cuando se produce la crisis del Golfo Pérsigo. El régimen dictatorial de Saddam Hussein de Irak, ordenó lanzar cohetes balísticos del tipo de ‘Scoud’ contra Israel. Entonces, la mayoría de los representantes diplomáticos acreditados en Israel, por instrucciones de sus respectivos gobiernos, abandonaron Tel Aviv. Sin embargo, nuestro embajador Mizrachi permaneció al frente de la Embajada de Panamá, mientras duró el conflicto. ¡En realidad, fue un acto heroico que merece nuestro reconocimiento! A través de las páginas de su libro, aspira a cumplir medianamente el deseo de reunir, siquiera sea en parte, fundamentales expresiones de esa pródiga sustantiva y sustanciosa, de las experiencias vividas dentro y fuera del país, para ofrecerlas a las presentes y futuras generaciones, a fin de que encuentren en ellas luz para el entendimiento, tónico para la fe, palpitación generosa para la sensibilidad y venturoso itinerario para su destino.

Don Moisés Aarón Mizrachi ha sido un sembrador de inquietudes, de preocupaciones humanas y de nobles enseñanzas. Su espíritu fundido en el crisol de la fe religiosa y voluntad forjada en el yunque de la tenacidad, ha hecho de su larga existencia una jornada útil, dominando las adversidades, orientando sabiamente el esfuerzo y protagonizando con singular hidalguía la proeza de una vida pródiga y ejemplar.

PEDAGOGO, ESCRITOR Y DIPLOMÁTICO.