Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El pandillerismo tiene solución

Las pandillas que existen en Panamá, aún son accesibles. Sabemos, y no podemos intentar jamás tapar el sol con la mano, sobre la existen...

Las pandillas que existen en Panamá, aún son accesibles. Sabemos, y no podemos intentar jamás tapar el sol con la mano, sobre la existencia de las pandillas en el país y de los actos atroces que están cometiendo entre ellos, pero en sus guerras siguen cayendo inocentes.

Pero de algo estoy seguro y es de que más del 97.8% vive en zozobra por esta vida infernal que lleva, pues no podemos dudar de que lo que opera en ellos son huestes de maldad (demonios), porque no puede ser otra cosa y la palabra de Dios lo señala bien.

Deseo que sepan que aún a los más de 5000 jóvenes que pertenecen a estas organizaciones pandilleriles en nuestro país, podemos acercarnos a sus guaridas con la Biblia en una mano y un balón de fútbol en la otra y estos te escuchan y al tratar con mucho de ellos el tema es el mismo un 98% sus problemáticas.

Las instituciones gubernamentales tienen las herramientas para resocializar a estos jóvenes, desde 1991, y no las han aprovechado al máximo, pero aún estamos a tiempo de realizar un trabajo en conjunto —gobierno central, gobiernos municipales, ONGs, iglesias y empresa privada—, porque este flagelo es un problema de Estado. Pero se requiere, además, tener la participación al 100% de los padres de familia, para así todos trabajar a una, porque si no el problema se va a agudizar.

No comparto el dicho de una minoría de muchachos de que ellos son así por el barrio donde viven, porque esta es una gran men tira. En los barrios la gran mayoría de habitantes es gente trabajadora, estudiosa. De los barrios han salido las glorias deportivas de nuestro país y muchas personas dignas de imitar.

No podemos negar que los grandes carteles de la droga han deseado convertir a Panamá en su depósito mundial; lo que, muy eficazmente, está siendo atacado por los estamentos de seguridad y que Dios les siga dando sabiduría e inteligencia para combatir este mal, que es la mayor razón de la existencia de las pandillas en nuestro país.

Pero estos jóvenes ya es tiempo de que abran sus mentes y reflexionen que nadie que ha estado en esa vida vive en paz y no dura en esta vida.

Ilustre lectores. En agosto del 2004, bajo la presidencia de Mireya Moscoso, se hizo la Ley Antipandillas y Armas Ilegales, que se está implementando; sin resocialización le costará más al Estado la detención por años de cárcel a estos grupos pandilleriles y que cuando estos salgan vayan a lo mismo, porque desde las cárceles se dan las órdenes de lo malo que se está cometiendo afuera.

El Plan de Resocialización debe implementarse y los jóvenes que no lo acepten que les apliquen la Ley Antipandillas y a aquellos que estando en el plan quieran agarrar al gobierno y a la sociedad de burlas estando en el proceso y siguiendo en sus malos pasos y se les agarren con pruebas fehacientes se le aplique también la ley.

Como persona que he logrado rescatar a muchos de esa mala vida y visto a otros ser rescatados por otros que también realizan este tipo de trabajo, creo fielmente que esto resultará y a la vez tendremos a estos actores entre la espada y la pared y la misma sociedad los juzgará. Mas, a toda persona que se le pruebe que usa a estos pandilleros para cometer actos delictivos, que sea también castigada con todo el peso de la ley.

ESPECIALISTA EN CONDUCTAS HUMANAS.