Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La actividad política sigue su rumbo

La maquinaria política se mantiene en actividad. Se diseñan, planifican, ejecutan y se concretan planes que van trazando los estrategas ...

La maquinaria política se mantiene en actividad. Se diseñan, planifican, ejecutan y se concretan planes que van trazando los estrategas de cada uno de los conglomerados políticos que están en la disputa por lograr la mayoría del mercado electoral debidamente registrado para ejercer el 04 de mayo del 2014. Algunos de los asesores locales, son parcos en esta etapa del calendario de ‘una contienda adelantada’, conociendo los tiempos que se van ejecutando, pero diseñando acciones para mantener vigente su Plan de Acción hasta que el cuadro político se vaya definiendo de manera más exacta.

La aparición en el escenario de los llamados ‘asesores internacionales’, todos con referencias negativas y positivas, ha introducido en algunos dirigentes de partidos políticos el sabor a triunfalismo adelantado.

Los partidos grandes, no pierden la esperanza de lograr apoyo de sectores con algún nivel de independencia, de personajes de la vida pública, económica, social, deportiva y de dirigentes comunitarios que han sido excluidos en sus partidos, por no tener el recurso económico para financiar sus respectivas campañas a cargos de elección. Esa situación ha creado un desbalance entre las fuerzas satélites que siempre han existido en el ámbito político. Hay ‘scout’ de todos los partidos, tratando de sumar ese conglomerado insatisfecho.

Hace un año, o quizás menos, se hizo popular la palabra ‘transfuguismo’, con la cual se trató de estigmatizar a algunos políticos que no se sentían a gusto en los partidos por los que fueron electos y, decidieron buscar otra tolda política en donde se sintieran respaldados y se les brindara el trato que ellos esperaban. Se llenaron páginas y páginas con sus rostros, sus nombres, sus circuitos, en las cuales se presentó el ‘irreversible daño’ que le hicieron a la política como tal, pero el tiempo les ha dado la razón. Aunque algunos vegetan en sus curules, la mayoría son dinamos que presentan, debaten, y aportan a la gran cantidad de anteproyectos de ley que han sido aprobados y de otros que están en agenda.

Esos personajes han incrementado su presencia en sus circuitos, han podido presentar leyes que beneficien a sus electores, llevando con ello, progreso y desarrollo para cientos de comunidades. Como todo en política la llamada fiebre del ‘transfuguismo’ pasó de moda, para darle paso a las graves denuncias que se han presentado en el coso legislativo por las denuncias de costosas páginas web, licitaciones abreviadas, y empresas que se ganan 27 licitaciones en una mismas institución, pese a que sus directivos esgrimen que no había dinero para contratar a una que tiene años de brindar un excelente trabajo, de la mano de la diputada Marilyn Vallarino y su esposo Agustín Sellhorn, cuyos resultados son palpables hoy redunda positivamente en todo el sector.

Las luchas por captar adherentes está centrada en buscar extra partido a los que todavía no han definido su posición, o a tratar de llevar a almorzar a quienes resultan disidentes de las dirigencias. Se nos hace casi normal ver a políticos almorzando con personajes que tradicionalmente eran ‘opositores’, todo en la busca de sumar apoyo, que pueda incrementar los votos en las urnas.

La tranquilidad en la que descansa la comunidad es la garantía de saber que el Tribunal Electoral resulta el fiel de la balanza, para saber que el resultado del ejercicio electoral se respetará.

Lo cierto es que la actividad política sigue su curso. Las cosas se van a intensificar a medida que el calendario descorra sus hojas y los hechos que sucedan en el camino rumbo a mayo del 2014. Hay que recordar que en política ‘no hay sorpresas, sino sorprendidos’. La política es sucia en esencia. Se dice que la gente honesta no es política, pero no es cierto. Todo ser humano que habla, piensa y actúa, es un político, la diferencia es que esos, lo hacen tratando de dejar huellas y un camino positivo; los otros, lo hacen para beneficiarse, para acumular riquezas, poder y alimentar la vanidad de sentirse ‘líderes’ de masas, que los siguen por lo que representan hoy y no por lo que verdaderamente son como personas. El verdadero líder político, no lo anda pregonando, espera a que sus seguidores lo llamen ‘Líder’.

PERIODISTA.