Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Preguntando por el Corintio

Es regla conocida que todos los organismos, sistemas de gobiernos, contratos sociales, etc.; es decir, las formas de organización social...

Es regla conocida que todos los organismos, sistemas de gobiernos, contratos sociales, etc.; es decir, las formas de organización social humana, deben ir adaptándose a las circunstancias del desarrollo humano, pero sin renunciar a sus principios éticos ni a doctrinas inherentes.

En el ámbito religioso-social ello es igualmente válido, razón por la cual las organizaciones religiosas (las iglesias) de diferentes confesiones, de tiempo en tiempo, adoptan reformas para mejorar: su administración, enseñanzas, ritos, reforzamiento moral, ideológico y pastoral; y, predicación con el ejemplo.

Sobre el anterior particular, algunos laicos comprometidos con el devenir de su religión han estado pendientes de detectar y sugerir innovaciones para contribuir con su granito de arena a tales actualizaciones. Este fue el caso de don Luis Carlos Alemán Alfaro (Bebi), caballero panameño a carta cabal, que se mantuvo muy activo, dentro de su entorno cívico y social hasta mes y medio antes de su deceso, casi a los 86 años. Nunca dejó de intentar el aportar sus esfuerzos por mejorar las prácticas de su devoción católica, igual a como lo hacía en los espacios socio-político y amical.

Como muchos de sus coetáneos, fue: ejecutivo de empresa; estudiante en California; seguidor de nuestros grandes atletas; partidario de la Cruzada Civilista; hípico y amante de muchos deportes; miembro de clubes cívicos; entusiasta de la música panameña y de los boleros más nobles y sentimentales, cuyas melodías y letras no olvidaba nunca; gran aficionado a la presentación de obras teatrales, con preferencia de las comedias; dueño de muchas virtudes, entre las que se encontraban la honestidad y el rendido culto a la amistad y a la familia; católico practicante; poseedor, entre muchos rasgos de su carácter, de una preocupación y voluntad por expresar su opinión a sus más allegados y respetados clérigos panameños, jesuitas Néstor Jaén y Tadeo Ardila, acerca de la actualización posible de algunos aspectos de los ritos, rumbos y costumbres de la iglesia católica.

Tales actualizaciones serían parecidas a los cambios que resultaron como consecuencia de las innovaciones promovidas por el último Concilio celebrado en el Vaticano, algunas de las cuales aún están sin entrar en pleno vigor. Pero, con la ascensión al papado del cardenal jesuita Bergoglio, él hubiera estado muy a la expectativa de los pasos emprendidos por Francisco contra el autoritarismo —vicio progenitor del atropello y la corrupción—, respaldando además al papa en su sencillez, humildad y talante reformador.

Con relación a este tema de las reformas, surgió una simpática anécdota en referencia a las epístolas leídas en las misas. Esta consistió en que Bebi, una vez hace un par de años, le reclamara en broma a su admirado amigo don Tadeo Ardila por qué en la misa de ese día no se había leído alguna epístola de San Pablo (Saulo de Tarso) a los corintios —habitantes de una región de Grecia—, ya que con asidua frecuencia se leían sin introducir otras nuevas que se podrían elaborar con modernas y variadas enseñanzas y moralizaciones que él estimaba podían ser atrayentes. Y la broma consistió en señalarle, en jocosa contradicción a su postura actualizadora, que por omitir a los corintios —como si ello dependiera de don Tadeo— él presentaba su formal protesta.

Desde entonces el padre Ardila, cuando no lo veía en su misa semanal, le preguntaba a algún conocido que dónde estaba el ‘corintio’. Ahora, también —por su conspicua ausencia— su viuda, familiares y amigos siguen preguntando por él... a más de un año de su partida.

Hay personas que, por sus convicciones, con su actitud transforman las relaciones con los demás en los comportamientos religiosos, sociales, políticos, culturales y morales, sin otro propósito que el de mejorar continuamente su conducta con sus semejantes y propiciar el bienestar de todos.

EX SUBDIRECTOR DE LA AUTORIDAD PORTUARIA Y EX COORDINADOR DEL BANCO MUNDIAL PARA EL MOP.