Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Herejes, de Leonardo Padura

R ealiza una exhaustiva investigación histórica, se adentra en la vida en Cuba, la corrupción de las autoridades, la intolerancia religi...

R ealiza una exhaustiva investigación histórica, se adentra en la vida en Cuba, la corrupción de las autoridades, la intolerancia religiosa, en esta intensa saga judía. Abunda en la mentalidad hebrea, la desesperanza y el dolor. Magistral obra relatada en varios tiempos. En 1939, el barco St. Luis estuvo varios días fondeando frente a La Habana, llevaba 900 judíos, que habían pagado dinero a las autoridades cubanas y comprado su liberación de los nazis. Con la esperanza de rehacer sus vidas, sin embargo la burocracia, junto con EE. UU., los rechazó, los enviaron de vuelta, a morir en los campos de exterminio.

La familia Kaminsky tenía un pequeño lienzo de Rembrandt, heredado, con la esperanza de comprar su libertad a las autoridades cubanas, reunirse con su hijo Daniel y su hermano Joseph. Deshonestos funcionarios cobraron el dinero, el cuadro desapareció. Daniel Kaminsky, el niño que no pudo recibir a sus padres, asimiló la cultura cubana, posteriormente abandona La Habana hacia Miami, donde se convierte nuevamente en judío.

‘La hipócrita sumisión acatada le resultaba más mezquina y cobarde, bien sabía que necesaria para conseguir el respeto y hasta la impunidad que da el poder. Y en su caso el poder era dinero.’

La condena del escritor hereje Baruch Spinoza por sus polémicas ideas, cuestionaba los más sagrados preceptos de la religión judía de los textos sagrados, el origen divino del Libro.

El Hereje difiere, prefiere otras escuelas de pensamiento, niega los dogmas establecidos por una religión, disiente, se aparta de la línea oficial.

El expolicía Mario Conde compra libros usados, se involucra en el caso del desaparecido cuadro de Rembrandt, que están subastando en Londres, herencia de un antepasado de su cliente hebreo, representando al Mesías, esto era considerado una herejía. La herejía tiene sus grados, la suya era frontal. Su cuadro fue firmado por el Maestro. Encarna el acto de la creación artística. El arte es poder tocar el alma.

‘Si esto no es solo uno de los milagros que a veces ocurren, y consigues pintar obras tan buenas, va a ser imposible que te mantengas en la sombra. Alguien te pondrá a la luz, o tu vanidad será más fuerte que tus miedos y te exhibirás tú mismo. Los hombres no van a perdonarte. Porque la historia nos enseña que los hombres disfrutan más castigando que aceptando, hiriendo que aliviando los dolores de los otros, acusando que comprendiendo... más si tienen algún poder. Dios es otra cosa, encarna misericordia. Y tu problema como el mío es Dios, no con los rabinos. Y Dios está dentro de nosotros.’

Lo más peligroso solía venir precedido por el silencio.

Presenta la persecución, martirio y muerte de miles de judíos por hordas llenas de sadismo y odio de cosacos y tártaros más allá de todos los extremos entre 1648-1653.

El origen del famoso cuadro pintado por el Maestro Rembrandt. Jesús de Nazaret pintado con la fisionomía de Elías Ambrosius Montalvo de Ávila, antepasado de la familia Kaminsky. Todo el poder de los cuadros de Rembrandt está en los ojos, en las miradas encuentra el espíritu y el carácter. Buscaba el alma del hombre, la plasmó en sus lienzos. Los judíos no podían pintar figuras de adoración.

Relata la vida de Rembrandt, su amanuense Elías, ayudante del Maestro, lo superó, su hermano Amos lo delató, encontró sus pinturas, lo denunció como hereje, para ser excomulgado, a los rabinos y líderes de la comunidad que alentaban el miedo, seguían procesos, aplicaban terribles condenas. Muchos judíos vendieron sus bienes, siguieron al farsante Sabbatai Zevi, falso Mesías, desequilibrado, terminó musulmán.

La máxima judía señala practicar la Continencia y temperancia. La responsabilidad individual, el temor a Dios es sabiduría, apartarse del mal es comprensión. La vida posterior se construye en el mundo de acá.

Tu vida es tuya, no vivirla es morir en vida. Ser libre es una guerra que se debe pelear todos los días, contra todos los poderes y miedos.

Busca una joven emo perdida, Judy, encontraron su cadáver en un pozo, miembro de una tribu urbana, visten de negro o rosado, practican autoagresión, consumo de drogas, mutilaciones corporales, depresión. Expresan un sentimiento generacional extendido de pérdida de valores, sexo promiscuo, vacío, peligroso. No creen en nada. Mataron a una niña con droga, en un burdel, tiraron su cadáver en el basurero.

Es una herejía la práctica de la libertad. Los hombres no podemos seguir condenándonos, porque pensemos diferente.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.