Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Estanislado Orobio Williams, héroe con nombre y rostro de panameño

Son 21 los Héroes caídos en aquella Gesta Patriótica de los días 9, 10 y 11 de Enero de 1964 y más de 500 heridos, quienes fueron impuls...

Son 21 los Héroes caídos en aquella Gesta Patriótica de los días 9, 10 y 11 de Enero de 1964 y más de 500 heridos, quienes fueron impulsados por el fervor patriótico de los estudiantes del Instituto Nacional y reafirmados con su sangre por cientos de panameñas y panameños, que sin importarles que asistían a la masacre de un pueblo sin armas, acudieron al llamado por la dignidad de la patria, la defensa de la bandera y el rechazo a la permanencia de los zoneítas y de las tropas yanquis en el territorio de la Zona del Canal.

Más allá del nombre del primer caído, a 50 años de la reivindicación de la soberanía del territorio por todo un pueblo sin armas, pero con el corazón enardecido y los pechos henchidos de soberanía, hoy reivindico a ESTANISLADO OROBIO WILLIAMS, un Héroe con nombre y rostro de panameño, que entre aquellos 20 Mártires de la Patria fue ingratamente olvidado su nombre y su rostro.

Fueron los estudiantes del glorioso Nido de Águilas, quienes, al enterarse del desprecio que le hicieran a nuestra Bandera los estudiantes zoneítas de la Escuela de Balboa, al no querer izar junto con la bandera de su nación la nuestra en el patio de la escuela, y en flagrante violación a los acuerdos entre el gobierno de la República de Panamá y el gobernador del Enclave Colonial del coloso del norte en las riberas del Canal de Panamá (antigua Zona del Canal), decidieron marchar, llevando el emblema patrio, para exigir fuera izada como establecían los acuerdos entre ambas naciones.

Los estudiantes zoneítas se opusieron a la exigencia con el respaldo del gobernador invasor. Fue entonces que al querer los estudiantes institutores izar ellos mismos el emblema patrio, nuestra Bandera fue rasgada y mancillada por la prole de la soldadesca yanqui acantonada, cuan invasor en nuestro territorio.

Al correrse la voz de lo que sucedía en la Escuela de Balboa, fueron llegando desde distintos puntos del hoy Casco Antiguo de la Ciudad, desde el barrio de Bella Vista, desde el Panamá de adentro, estudiantes de diversos colegios y los profesores, obreros y trabajadores, estudiantes y profesores de la Universidad de Panamá, mujeres y hombres, que, sin temor a enfrentar las balas de la soldadesca yanqui, asistieron al llamado de la patria y de la soberanía. Llamado que no pudo ser desoído por el presidente Roberto F. Chiari Remón, que no pudo hacer otra cosa que romper relaciones con la nación del norte que nos mancillaba y deshonraba.

En cambio, la Guardia Nacional y sus contingentes, permanecieron inertes a la sombra del tirano, siendo descubiertos cuan viles cobardes ante todo un pueblo, entonces y por siempre.

Estanislado Orobio Williams, ‘Pipo’ de cariño, contaba con 18 años, era estudiante graduando del Colegio Nicolás Victoria Jaén. Su espíritu solidario con su familia, su comunidad juandieña, sus compañeros y amigos lo caracterizó. Como hijo del pueblo, fue digno buhonero y trabajador. Estudioso de su clase y de su historia, defensor de los desposeídos al igual que su madre y hermanos. Nacionalista por convicción y formación familiar. Idealista y espiritual por herencia materna. Libre pensador y altruista hasta alcanzar su sitial de Héroe de la Patria.

Olvidado y desairado por dos décadas durante la Dictadura Militar de Omar Torrijos y de Manuel Antonio Noriega, quienes desmeritaron la Gesta Patriótica por la Soberanía y logrando minimizar con el tiempo la memoria colectiva y la repulsa popular que habría producido la masacre perpetrada por las tropas yanquis al todo el pueblo panameño en enero de 1964.

Los gobiernos posteriormente a la segunda masacre de la soldadesca yanqui en nuestro territorio el 20 de Diciembre de 1989, minimizada ahora por los civiles en el poder, denominaron a la Invasión Militar de los Estados Unidos a Panamá ‘Causa Justa’, sellando así en el olvido, los nombres y los rostros de los Héroes de la primera Gesta Patriótica de 9, 10 y 11 de enero de 1964.

Para su madre Victoria Williams de Orobio, trabajadora incansable en su querido ‘Sal Si Puedes’, trabajadora en su hogar y en el hogar de todos sus hijos hasta el último día de vida, siempre llevó en el fondo de su corazón ese profundo dolor de madre y de panameña por amor propio, de sentir el olvido y el desprecio hacia el sacrificio que diera el más pequeño de sus seis hijos.

El viejo Isaac Orobio Escobar, padre del Héroe de la patria, dijo siempre que la muerte del pequeño no quedaría en el olvido y que sería reivindicado por sus hermanos Juan, Julio, Esther, Aurora y Silvana, sus sobrinos y demás familiares.

Esther Orobio de Yanis mi señora madre, hermana del Mártir y Héroe de la Patria nos enseñó a mis hermanos y a mí a respetar a quien merece respeto, a reivindicar la fe, la convicción e idealismo nacional sin caudillismos y doctrinas. Igualmente, mi padre Enrique Yanis Delgado, también Héroe y combatiente sobreviviente de esa Heroica Gesta Patriótica de 1964, nos inculcó el amor y el respeto incondicional y auténtico a la patria que nos vio nacer, así como a recordar y no olvidar su nombre y su rostro: ESTANISLADO OROBIO WILLIAMS, PRESENTE HOY Y SIEMPRE.

DOCENTE UNIVERSITARIA.