Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Un salario mínimo como valor agregado

Iniciar con un salario mínimo en el mercado laboral a veces tiene sus ventajas y desventajas. Entre las ventajas, un salario bajo puede ...

Iniciar con un salario mínimo en el mercado laboral a veces tiene sus ventajas y desventajas. Entre las ventajas, un salario bajo puede ofrecer la oportunidad de trabajar en varias áreas y aprender diferentes tareas. Desventajas, solo puede estar contratado para realizar una sola actividad y no se tendrá la opción de aprender nuevas tareas.

No obstante, debe aprovecharse la ventaja de iniciar a trabajar con salario mínimo o bajo cuando no se cuenta con experiencia. Es conveniente combinar los estudios universitarios con el trabajo, porque nos ayudará a adquirir nuevas perspectivas, no necesariamente si estamos trabajando en la misma área que nos corresponda según la carrera que hayamos elegido.

Los salarios bajos a veces tienen valores agregados que coadyuvan a la formación integral del individuo, como por ejemplo: si usted realiza pequeños trabajos en su comunidad como cortar el césped, reparar grifos, pintar las casas en tiempo de Navidad, etc. Con estas pequeñas tareas usted se está preparando para adquirir inteligencia económica, porque ha aprendido a manejar el dinero que gana y a la vez a negociar con sus clientes para ofrecerles sus servicios. Adquirir estas habilidades le favorecerá cuando inicie la universidad, porque tendrá un panorama de cómo ganar dinero, manejarlo y hacer inversiones.

Así podemos seguir citando ejemplos, de personas que viven en nuestra comunidad y han combinado sus estudios universitarios con la experiencia laboral y han obtenido valores agregados. Un señor que empezó lavando camiones y poco a poco fue aprendiendo las tareas de mantenimiento, luego fue trasladado a otra posición. Aprendió conceptos de mecánica, que luego esos conocimientos le sirvieron para definir su carrera en la universidad como ingeniero mecánico. Otro ejemplo, una señora que empezó como secretaria de un departamento de producción, tenía un salario bajo, pero el valor agregado fue tener contacto con todos los departamentos de la empresa y conocer el proceso productivo que la preparó para desarrollar habilidades de comunicación, trabajo en equipo, organización del tiempo y empatía.

Empresas como Odebrecht, Autoridad del Canal de Panamá, Caterpillar, entre otras ofrecen programas de aprendices orientados a estudiantes universitarios o recién graduandos que los prepara para adquirir experiencia. Estos tipos de programas pueden evidenciarse con el artículo Siempre Adelante publicado en la sitio en Internet de la empresa Odebrecht (Siempre Adelante: Gilberto Neves, director Superintendente de Odebrecht en EE. UU., habla sobre los aprendizajes adquiridos en los países en que actuó. http://www.odebrecht.com/es/sala-prensa/centro-medios/saberes).

La Autoridad del Canal de Panamá ofrece los programas de práctica profesional y excelencia académica, donde los estudiantes tienen la oportunidad en primer lugar de realizar su práctica profesional en la organización y la otra orientada a los estudiantes que están a punto de culminar su carrera universitaria pueden escoger esta alternativa, en la que, por seis meses, tendrán contacto con las tareas relacionadas con su profesión e intercambiar experiencias con profesionales del área.

Decidir iniciar en el mercado laboral con salario mínimo o bajo es una decisión que nos ayudará a adquirir experiencia que luego será nuestra llave para el éxito. Por eso, joven universitario no vacile en optar por un salario bajo mientras usted estudia una carrera universitaria, acepte el riesgo. Como indica Dale Carnegie: ‘El hombre quien avanza más es aquel que por lo general decide, actúa con coraje, decisión y que está dispuesto a tomar riesgo’.

DOCENTE DE LA UNIVERSIDAD AMERICANA.