“Ley Langosta” atenta contra la democracia del país

Actualizado
  • 10/06/2010 02:00
Creado
  • 10/06/2010 02:00
Una de las primeras en salir a la palestra para oponerse con firmeza a los cambios que el Gobierno intenta hacer con el proyecto de ley ...

Una de las primeras en salir a la palestra para oponerse con firmeza a los cambios que el Gobierno intenta hacer con el proyecto de ley No. 177, fue la directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), Alida Spadafora. La ambientalista dijo hoy en TVN que la convocatoria que se hizo para discutir en la Comisión de Transporte de la Asamblea Nacional de Diputados la “Ley Langosta” ha sido un engaño y un precedente histórico para el país, pues se dio inicio al debate de una ley que involucra otras leyes, lo cual es un atentado contra la paz y democracia que impera en Panamá.

La citada Ley “vulnera la seguridad ciudadana y atenta contra la democracia que nos ha costado tanto alcanzar. El artículo 23 pone en peligro la democracia y pone pie para el inicio de una dictadura civil en el país”, porque ni en los peores momentos de la dictadura militar se crearon leyes tan permisivas como las que este Gobierno ha presentado, lo que es un contrasentido para un equipo de políticos no tradicionales que durante campaña hablaron de un cambio y hoy dicen defender la democracia.

Es una vergüenza para los panameños que han puesto en riesgo su vida para defender los derechos humanos esenciales, al menos es lo que increpó Spadafora a las autoridades el Gobierno, además de un engaño, por la forma como fue convocada la discusión en la Asamblea.

“Me pregunto, por qué este atropello si se quieren hacer las cosas bien... por qué estas prisas”, porque si la excusa es la construcción del metro, “vístanme despacio que voy de prisa”; sii el metro va a causar daños irreversibles al país, “por qué debemos arriesgarnos a hacer algo malo”, cuestionó.

Es deplorable que quien debería proteger el ambiente sea justamente quien está afanado en hacerle daño e irrespetar las normativas internacionales en esta materia, y es que según Spadafora, de continuarse con esta locura, podríamos incluso poner en riesgo los tratados de libre comercio con Canadá, Estados Unidos y el de centroamérica con la Unión Europea, porque mientras los países industrializados están recrudeciendo las leyes en defensa del medioambiente, nosotros estamos flexibilizando estos principios sin ningún tipo de justificación.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus