Temas Especiales

16 de Ene de 2022

Sociales

¿Qué es el valor? Invitación a un desafío axiológico

“Los valores no se han perdido, sino que el enfoque ha cambiado y notamos la diferencia. Hemos hecho del tema de los valores un mantra. Es hora de poner pausa y preguntarnos qué tanto sabemos de eso que decimos saber”

¿Qué es el valor? Invitación a un desafío axiológico
El campamento, laborei ctotatis utae rempore tCREDITO CREDITO CREDITO

Qué es el valor

Este año se celebró el mes de los valores, desde el 18 de octubre hasta el 18 de noviembre, fecha que ha sido declarada el Día Nacional de los Valores Éticos y Morales, por medio del decreto ejecutivo N° 596 del 17 de noviembre de 2008. En el marco de esta celebración se realizaron diversas actividades con el fin de promover dichos valores, y es esta situación precisamente la que nos lleva a algunas estudiantes del curso de axiología de primer año de la licenciatura en filosofía, ética y valores de la Universidad de Panamá, a invitar a nuestros lectores a ser partícipes de un desafío que consideramos de primera magnitud: definir qué es el valor.

Hay que tomar en consideración, sin embargo, que este desafío trae consigo una dificultad: definir consiste en exponer con claridad las características genéricas y diferenciales de aquello de lo que se habla. No es dar ejemplos ni enumerar los diversos tipos de valor que existen (o los que parecen hacer falta). Se trata de articular concretamente la definición del valor, no de un valor en particular ni de los valores en general.

Es común escuchar sobre la “crisis de valores” de esta generación, mas no podemos resolver una crisis ni procurar que se eduque sobre los valores (perdidos, caídos, olvidados, etc.) a las nuevas generaciones, si en primer lugar no sabemos qué son. Aun así, promovemos durante todo un mes, específicamente, los valores cívicos, éticos y morales.

Cívica, ética y moral.

Sigamos con nuestro desafío. ¿Sabemos diferenciar los valores como para mencionar cuáles son los cívicos, los éticos, los morales, y diferenciarlos de todos los otros tipos de valor que puede haber? (Económicos, sociales, culturales, espirituales, estéticos, etc.). A pesar de la poca claridad que tenemos sobre este tema, pretendemos reforzar los valores utilizando la estrategia de asumir una realidad constituida en torno a ellos y, luego, en contraste, de cómo sería esa realidad si los perdemos. Estrategia que no es dañina en lo absoluto, pero parte de la hipótesis de que sabemos de antemano qué es el valor.

Este mes de los valores coincidió casi en su totalidad con el mes de la patria. Hay quienes piensan en el “amor a la patria” como el valor que puede conducirnos a ser mejores ciudadanos. Antes de analizar esta afirmación, a nosotras nos preocupa saber qué es el amor a la patria. Si con este fuésemos buenos ciudadanos, parece que ya casi tenemos en nuestras manos la solución a los problemas de índole cívica, ética y moral (gran parte de los problemas humanos, aunque no todos los problemas se reducen a estos).

MISIÓN Y VISIÓN Pensamiento Social (Pesoc) está conformado por un grupo de profesionales de las ciencias sociales que, a través de sus aportes, buscan impulsar y satisfacer necesidades en el conocimiento de estas disciplinas. Su propósito es presentar a la población temas de análisis sobre los principales problemas que la aquejan, y contribuir con las estrategias de programas de solución.

¿Cómo se enseña a amar a la patria, si es que amarla es enseñable? En fechas patrias, ¿qué es lo que se hace para que se ame a la patria o se demuestre amor hacia ella? ¿Son solo unos cuantos días libres? Y de paso, si solo disfrutamos de los días libres, ¿quiere decir que no amamos a la patria o que somos malos ciudadanos? ¿Qué hace que un ciudadano sea realmente un buen ciudadano? ¿Fundamentalmente el amor a la patria?

Es indudable que surge de nuestro interior algún tipo de sentimiento cuando escuchamos el himno nacional al inicio de un partido de nuestra selección de fútbol; cuando vemos nuestra bandera ondeando en la cima del cerro Ancón; cuando apreciamos la elegancia y los complejos detalles que conforman el arreglo de una empollerada; cuando escuchamos la canción “Patria”, ya sea en casa o interpretada por un artista extranjero frente a millones de personas en un evento internacional. ¿Queda todo esto en una cuestión emotiva? ¿O en algún momento respondemos con acciones frente a ese amor por nuestro hogar en común? ¿Es posible tener amor por la patria y aun así no cumplir con lo que cabe de un buen ciudadano?

Bienes estimables

Una vez hayamos resuelto el desafío de definir con claridad lo que es el valor, quizá podamos indagar sobre qué significa para nuestra sociedad en la actualidad y en qué consiste la llamada crisis de valores. La vida terrestre se encuentra en constante cambio, y nuestra sociedad no es la excepción. Por eso cabe preguntarnos, ¿qué consideramos valioso hoy? ¿A qué le damos importancia, cuidado, y uso dentro de nuestra cultura?

Según algunos diccionarios, el valor es el grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer necesidades o proporcionar bienestar y deleite. Para algunas propuestas filosóficas, el valor es la cualidad que poseen algunas realidades consideradas bienes, por lo cual son estimables. Estas definiciones no constituyen para nosotras la respuesta única y definitiva. Si cada ser humano estima como valioso algo diferente, entonces debiéramos preguntarnos, ¿qué consideramos valioso en nuestras vidas?

Tal vez los valores no se han perdido, sino que nuestro enfoque ha cambiado y notamos la diferencia. Tal vez hemos hecho del tema de los valores un mantra y sea hora de poner pausa y preguntarnos qué tanto sabemos de eso que decimos saber.

Las autoras son estudiantes universitarias, licenciatura en filosofía. ética y valores, Universidad de Panamá.