Las mujeres: aporte permanente

Actualizado
  • 12/03/2022 00:00
Creado
  • 12/03/2022 00:00
El machismo sigue estando muy presente en pleno siglo XXI y repercute de forma negativa en el sector de las pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres
Es un gran reto alcanzar éxito en todas las facetas de la vida.

“La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Por tanto, si la mujer tiene derecho a subir al cadalso, debe tener derecho a la tribuna”: Olympe de Gouges.

Es cierto que las mujeres están cada vez más inmersas en el mundo laboral, tienen más oportunidades y buscan tener mejores puestos; las mujeres emprendedoras se enfocan en el sector servicios, comercial o profesional; pocas emprenden en negocios de base tecnológica o de alto impacto. Debemos tener en cuenta que gran parte de estas mujeres deciden iniciar un negocio y enfrentarse a muchas dificultades no por el mero hecho de ganar dinero, sino por obtener un equilibrio entre lo personal y lo profesional.

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrentan las mujeres que deciden emprender?

El machismo sigue estando muy presente en pleno siglo XXI y repercute de forma negativa en el sector de las pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres. Además, esto constituye una barrera transversal que impide a la empresa seguir creciendo.

La falta de tiempo, las mujeres invierten, en promedio, 4 horas más que los hombres en las tareas del hogar, restándoles tiempo de dedicación al negocio.

Tener inspiración adecuada para cada aspecto de la vida: Falta de divulgación de referentes de ejemplo de mujeres emprendedoras exitosas.

Carencia de financiamiento y/o desconocimiento de las alternativas: debido a las pocas ayudas que existen, así como la poca información disponible sobre las opciones de financiación para sus empresas, la mayoría de las emprendedoras financian su negocio a través de la ayuda de sus amigos y familiares o de sus ahorros; pocas lo hacen a través de inversión de capital.

Dificultad para encontrar el balance: la barrera más importante para la mujer trabajadora es el dilema de combinar su papel de empresaria con la vida familiar y social.

Aunque no hay cifras, se sabe que algunas abortan la misión empresarial. Es un gran reto alcanzar éxito en todas las facetas de la vida, pero muchas veces hay que sacrificar una parte de ellas y tomar decisiones.

Un mundo “de hombres”: cambiar la mentalidad de los que piensan “los negocios están hechos para los hombres”.

El miedo al fracaso: a veces es necesario perderlo todo para volver a ganarlo. Cuando fracasas una vez aprendes a convivir con el miedo y el riesgo, pero también descubres ¡la capacidad para emprender!

¿Cuáles son algunas de las posibles soluciones?

Es necesario que la mujer pueda compartir responsabilidades. En lo relativo al cuidado de los hijos, debe haber un sistema donde padres y madres puedan cuidar a sus hijos y exista una mayor flexibilidad en los trabajos para que la mujer no tenga que decidir entre ser madre o trabajar fuera de su casa.

El conocer referentes exitosas les ayudará a vencer las inseguridades. Escuchando otras historias, las mujeres caen en cuenta de que hay más historias como las suyas y que afrontando las dificultades, cumplirán sus sueños y metas.

No tener miedo a las deudas. Las mujeres no se sienten cómodas cuando deben dinero. Y tienen miedo a pedir ayuda a los bancos o al gobierno. Siempre y cuando la mujer haya hecho un estudio previo para saber cuánto necesita y cuáles son sus capacidades de pago, no habrá problemas.

Elige a tu pareja adecuada. Busca a alguien que te haga brillar y que no te absorba la energía.

El liderazgo personal es vital para tener éxito. Si no tienes esta habilidad, es necesario que obtengas la formación para desarrollar habilidades sociales como la negociación, el liderazgo y la autoestima, claves para el desarrollo empresarial.

Difundir por más canales los programas y ayudas que se ofrecen a las emprendedoras. Con la información adecuada, las emprendedoras tendrán la oportunidad de escoger la opción que mejor les convenga, tomar decisiones y asumir responsabilidades.

Busca y afíliate a programas de emprendimiento. En todos los países existen diversos programas que ofrecen apoyos especiales para las mujeres, herramientas y orientación para su emprendimiento.

Y ya sabe: "Si usted encuentra a una mujer que puede obtener todo lo que necesita por sí misma, y usted no está listo para agregar valor a su vida... solo admírela desde lejos, no interrumpa su grandeza”. Frase de la Dra. Nancy.

Hasta una próxima, guerera, guerrero.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus