El Arco Seco no es tan seco

Actualizado
  • 19/12/2012 01:00
Creado
  • 19/12/2012 01:00
PANAMÁ. El Arco Seco, que se extiende desde Coclé, Los Santos, Herrera hasta Veraguas, es el área donde menos llueve en el país. Sus pob...

PANAMÁ. El Arco Seco, que se extiende desde Coclé, Los Santos, Herrera hasta Veraguas, es el área donde menos llueve en el país. Sus pobladores experimentan escasez de agua para el desarrollo de sus actividades básicas: la agricultura y la ganadería. Pero, irónicamente el agua que requieren se encuentra escondida bajo la superficie de sus suelos.

Así es, en el Arco Seco circula un acuífero subterráneo que descarga entre 20 y 25 metros cúbicos por segundo al mar, explicó Roberto Galán, jefe del departamento de Gestión Integrada de Cuencas de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

‘Eso es mucha agua’, dice el ingeniero Galán. La información se desprende de un estudio elaborado con sondeos eléctricos verticales en el área. ‘Es algo parecido a una prueba de geofísica’, dice el funcionario de ANAM.

La investigación, que tuvo un costo de $300 mil y demoró cerca de un año y medio, fue hecha por el ruso Anatoli Souifer, miembro de la empresa consultora Nómadas Centroamérica y Panamá.

El área de recarga del acuífero, es decir, donde se acumula la mayor cantidad de agua, se ubica dentro de la provincia de Coclé, en Penonomé. Las formaciones geológicas del área han permitido la acumulación del agua en el interior de los suelos, mientras que la descarga se produce en el Pacífico por el lado de Veraguas, explicó el especialista de ANAM.

El agua escondida bajo la superficie del Arco Seco podría ser usada para satisfacer las necesidades de los pobladores. Sin embargo, hasta ahora se desconoce el curso, la longitud y profundidad del acuífero. Se requiere hacer perforaciones profundas para determinarlo, detalló Galán. Pero se intuye que atraviesa las provincias extendidas en el Arco Seco.

En el resumen ejecutivo de la consultoría se recomienda evitar la contaminación subterránea procedente de las fábricas y talleres industriales. Sumado a lo anterior se pide reforestar el área de recarga para conservar el recurso hídrico.

Y para el futuro se recomienda aumentar la recarga de las aguas subterráneas mediante las obras de infiltración artificial. Todo esto con el propósito de conservar el recurso hídrico que puede ser indispensable para la sobreviviencia de las poblaciones extendidas a lo largo del Arco Seco.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus