21 de Feb de 2020

Café Estrella

Sin tabúes Maricarmen Anguizola

Con una falda a media pierna, un blackberry en la mano y renegando porque le fastidia maquillarse. De esa manera llegó Maricarmen Anguiz...

Con una falda a media pierna, un blackberry en la mano y renegando porque le fastidia maquillarse. De esa manera llegó Maricarmen Anguizola Inchausti a La Estrella el jueves por la mañana. Su sonrisa y su buen humor brotaron en cada trazo de la entrevista. Sin ningún tipo de tabú, entre otras cosas, habló del Dj Rumble Girl, el reality show que hace escasos días ganó y de su faceta como Dj producer en la emisora local Rock & Pop.

¿CÓMO TE ENTERASTE DEL CONCURSO?

En primer lugar habían llamado a mi colega Roda González, pero ella tuvo un inconveniente. Entonces me preguntaron a mí para representar a la estación y acepté.

¿QUÉ PASÓ DESPUÉS?

Bettina García (de La Cáscara) organizó una reunión donde nos informó por encima que íbamos a comer algunas ‘cositas’, pero nada de bichos ni cosas extremas como en el anterior certamen donde solo participaron hombres.

¿QUÉ COSAS LES DIJO QUE COMERÍAN?

Yo pregunté que si habrían insectos, pero ella dijo que no, que no iba a ser como el año pasado. Solo que habría huevos de toro.

¿CUÁNDO Y DÓNDE SE GRABÓ EL REALITY?

Se filmó un par de semanas antes de los carnavales, en La Granja (Gatún), un sitio para hacer turismo de aventuras. Grabamos solo dos días. ¡Sabes..! fue bastante arduo porque nos acostamos dos noches a la una de la madrugada, luego de las pruebas diarias.

¿CUÁLES Y CÓMO FUERON ESAS PRUEBAS?

Fueron cuatro por día, dos físicas y dos culinarias. La primera consistió en meternos al Sarcófago: un cubo transparente de plástico al que después de introducirnos, por unos huecos echaron una boa, ratones, sapos y lombríces. Después tuvímos que comer ancas de rana y huevos de toro; y por último meternos hasta el cuello en una tina grande con mucho hielo.

¿A QUÉ SABÍAN LAS ANCAS?

A búfallo wings, pero más grandes...Jajaja. No en serio, fue ¡asqueroso!

¿QUÉ PASÓ AL AMANECER?

Para el día siguiente la cosa fue un poco más fácil.

¿POR QUÉ?

Porque hubo una prueba de chismes de farándula panameña, había que comer lengua de vaca, hubo una batalla de almohadas y tuvímos que tragar ojos de pescado.

¿CÓMO TE FUE CON LOS OJOS DE LOS PECES?

Sabían a ceviche, tenían bastante cebolla pero nos prohibieron tocarla. Al final gané el reality por solo cinco puntos de diferencia. El segundo puesto lo ocupó Kathy Phillips.

¿CÓMO SE ESCOGIÓ A LA GANADORA?

La vencedora de cada una de las 8 pruebas obtenía 25 puntos, el segundo lugar 20, el tercero 15, el cuarto 10 y el quinto 5. Los lugares se determinaban por tiempo, en este caso el que más o el que menos tiempo hacía.

¿QUÉ TE GANASTE?

Mil 300 en efectivo, una motocicleta de 25 cc, estadía en un resort, $200.00 en mercancía de una boutique y una canasta de productos de belleza.

¿ME IMAGINO QUE LA CANSTA DE BELLEZA LA VAS A REGALAR?

Jajajaja... Usaré los productos para el cabello.

¿CÓMO TE INICIASTE EN LA RAIO?

Una ocasión en que me invitó Carolina Fábrega para hacerle las vacaciones a Tuti De León en el programa La hora del lunch. Cuando ella regresó tenía otros planes. Eso fue en 2003 y aún me mantengo.

¿HA CAMBIADO EL FORMATO?

Bueno Carolina se fue en 2007. Al año siguiente le puse La revista del lunch. Desde entonces lo manejo sola, combinando información de farándula, espectáculos y música variada.

LO MÁS EXTRAÑO QUE TE HA PASADO CON UN OYENTE

¡Uff! Una vez un radioescucha se enamoró de mi voz. Me enviaba regalos y a mi hija también. Empezámos una amistad sin ningún tipo de compromiso, pero tuve que ponerme seria, y mandarlo lejos porque quería tomarse atribuciones como si fuéramos novios. Hay gente que también llama solo para insultar.

ALGUNA EXPERIENCIA DE UN VIAJE

En Waterloo, un municipio belga donde se desarrolló la famosa batalla donde los británicos vencieron a Napoleón y su ejército. También tuve contacto con el papa Juan Pablo II en El Vaticano. Lo vi y lo besé.

¿CÓMO FUE ESO?

Lo que pasa es que mi tía materna, Carmen Inchausti, trabaja en la embajada de la santa sede y ella me conectó para participar en las audiencias papales. Incluso asistí a uno de sus últimos cumpleaños donde se realizó un concierto de música clásica.