Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Café Estrella

Cierra su mirada violeta muere gran ícono del cine

LOS ÁNGELES. La actriz estadounidense Elizabeth Taylor, famosa por sus deslumbrantes ojos de color violeta, sus ocho matrimonios y su br...

LOS ÁNGELES. La actriz estadounidense Elizabeth Taylor, famosa por sus deslumbrantes ojos de color violeta, sus ocho matrimonios y su brillante carrera cinematográfica, murió a los 79 años de edad.

‘La legendaria actriz, empresaria y activista militante Elizabeth Taylor murió apaciblemente hoy (miércoles 23 de marzo) en el hospital Cedars Sinaí de Los Ángeles’, dijo el comunicado. Había sido ingresada a mediados de febrero, anunció ayer su agente. ‘Estaba rodeada por sus hijos, Michael Wilding, Christopher Wilding, Liza Todd y María Burton’, añadió la nota, precisando que le sobreviven además 10 nietos y cuatro bisnietos. Taylor, cuyo nombre completo era Elizabeth Rosemond Taylor, había nacido el 27 de febrero de 1932 en Hampstead, Londres, de padres estadounidenses.

SUS LEGADOS

En sus últimos años el rostro de ‘Una mujer marcada’ fue titular por graves problemas de salud, y volvía a las páginas sociales en la temporada de premios de Hollywood cuando auspició con su amigo Elton John eventos pomposos para recaudar millones de dólares a favor de la investigación del sida. Su vida tuvo tanto drama como sus casi 50 papeles en el cine y fue lo que más despertó interés entre el público, que no se quiso perder ni un solo detalle de su vida amorosa y sus archiconocidas batallas contra el alcohol y las pastillas.

La carrera de casi medio siglo de Taylor le trajo dos Oscar: el primero por Butterfield 8 (Una mujer marcada, 1960), y el segundo por ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), considerada su mejor obra.

SUS PROBLEMAS DE SALUD

En 2004, a la mujer curvilínea de los años 1960 de sonrisa perfecta, se le diagnosticó una insuficiencia cardíaca congestiva, una patología que impide al corazón bombear suficiente sangre oxigenada para satisfacer las necesidades de los demás órganos del cuerpo. Fue esta misma dolencia la que aceleró su muerte.

La salud de la actriz venía siendo objeto de intensa especulación. La protagonista de Cleopatra (1993) fue operada de un tumor en el cerebro en 1997 y en 2006 negó en televisión que sufriera la enfermedad de Alzheimer. Pese a realizar pocas apariciones públicas, fue una de las pocas estrellas en asistir al funeral de su amigo y cantante Michael Jackson en septiembre de 2009, periodo durante el cual empezó a usar una cuenta en Twitter para expresar reflexiones sobre el ídolo pop y mantener informados a sus fanáticos seguidores sobre sus recaídas médicas.

En octubre de ese mismo año, Taylor fue operada del corazón tras una seguidilla de problemas de salud que le habían dificultado incluso caminar.

‘Mi cuerpo es un desastre. Si lo miras en el espejo es completamente cóncavo. Me he convertido en una de esas pobres mujeres que se tuercen a los lados’, aseguró a la revista W en 2004. En abril de 2010, el rumor de que Taylor se había casado por novena vez con Jason Winters, representante de Janet Jackson, corrió como la pólvora en Hollywood.

Una vez más, la veterana de ojos violeta se sirvió de la red social para negar su supuesto matrimonio: ‘Los rumores sobre mi compromiso de boda son simplemente falsos’, afirmó la mujer que hasta sus últimas entrevistas se refirió a Richard Burton, con quién se casó dos veces, como su alma gemela.

Al ser interrogada sobre sus periodos más felices, la actriz señaló que hubo dos: los años compartidos con su segundo marido, el productor Michael Todd (La vuelta al mundo en 80 días), de quien enviudó en 1958, y luego con Burton, cuyo idilio estuvo marcado por dos casamientos, el primero en 1964 -que duró 10 años, y el segundo en 1975, que duró un año. ‘Creí que nunca me recuperaría, ninguna de las dos veces’, aseguró.

Elizabeth Taylor y Richard Burton protagonizaron al menos diez películas juntos, entre ellas ‘Hotel Internacional’ (1963), ‘¿Quién le teme a Virginia Woolf?’ (1966) y ‘Doctor Fausto’ (1968).