28 de Oct de 2021

Café Estrella

Vida Skate Rodando por el mundo

PANAMÁ. 130 pares de zapatillas y alrededor de 200 patinetas es la cantidad que ha utilizado Harold Tomlinson durante los 13 años que ha...

PANAMÁ. 130 pares de zapatillas y alrededor de 200 patinetas es la cantidad que ha utilizado Harold Tomlinson durante los 13 años que ha vivido, literalmente, sobre una tabla de Skateboarding. Su historia empezó a rodar a finales de los 90’s cuando solo tenía 17 años. ‘Comencé un poco tarde porque por lo general uno se inicia a partir de los 12 o 13 años... Mis primeros trucos los aprendí en Atlapa, sitio clásico en Panamá para la práctica de este deporte’, dice el hombre que acaba de montarse en la década de los 30.

Su primera tabla fue compartida, él y su amigo Juan Antonio Hernández, juntaron algunos reales para adquirir una de segunda. ‘La usamos entre ambos por un periodo de cuatro meses. Como estábamos aprendiendo era un poco difícil ya que ambos queríamos tenerla siempre’, comentó. Para tan difícil situación, los chicos decidieron utilizarla uno para la ida y otro para la vuelta, ‘dependiendo del tramo que recorríamos’. Al ser consultado por el paradero de esa tabla inmediatamente su rosrto clava la mirada al piso y manifesta: ‘Me hubiese gustado tenerla aún, pero en ese entonces no había descubierto por completo la pasión que siento por este deporte que también es un estilo de vida. Esa tabla quedó tan deteriorada que ni siquiera servía para regalarla’.

PROFESIONALISMO

A pesar de que no se considera un skater competidor Billabong (hoy Element) le hizo un contrato para representar a la marca. Curiosamente él y Gary Saaverdra (surfista) son los únicos deportistas panameños que devengan salario de una marca foránea.

En 2004 la transnacional Red Bull realizó en nuestro suelo el Red Bull Local Giro, una serie de competencias a nivel nacional en la que Harold salió airoso. Como premio la empresa le pagó los boletos de viajes para aterrizar y despegar en Argentina. Billabong se encargó de su estancia durante un mes en la capital bonaerense. Estando allá logró ser portada de Blast Magazine, famosa revista costarricense (especializada en el tema) que se publica en toda Latinoamérica. Harold también ha llevado su talento hasta España, Nicaragua, El Salvador, Chile, Estados Unidos y Costa Rica. A este último le ha tocado pisar cerca de 30 veces y a USA seis. Recientemente estuvo por Los Ángeles donde recorrió en su patineta varias ciudades y pueblos. ‘San Francisco es una ciudad con una arquitectura tremenda porque combina estructuras antiguas y modermas. Nunca utilicé transporte público salvo la patineta’, señala. El también encargado de mercadeo en Superdeportes declaró que este material fílmico será publicado próximamente en un evento abierto al público y la prensa local.

SOCIEDAD ANTI SKATERS

Parte de esta sociedad está en contra de la práctica de este deporte porque los consideran que muchos de ellos son vagos, marihuaneros o maleantes. Al menos así lo ve Ana Cecilia Prado, una ciudadana que vive en El Dorado. ‘Yo sé que todos no son malos, pero casi siempre cuando terminan de patinar dejan todo tirado y revuelto. Si no es la bulla de sus patinetas es el humo de sus hierba’. Sin embargo para Harold la polémica tiene una explicación. ‘No es un deporte de vagos, ni de maleantes, ni nada por el estilo. Lo que pasa es que acá se ha estereotipado el asunto porque los skaters no tenemos sitios específicos para practicar los que nos gusta. Como no hay lugares para montar nuestras tablas nos vemos obligados a utilizar estacionamientos o sitios abandonados. Las autoridades poco han hecho para darnos nuestro espacio’, explica.