19 de Oct de 2021

Café Estrella

Mirador mundial mirada regional

Los festivales de cine en el mundo entero, junto con las premiaciones de cine que cada año realiza la Academia de Ciencias y Artes de lo...

Los festivales de cine en el mundo entero, junto con las premiaciones de cine que cada año realiza la Academia de Ciencias y Artes de los Estados Unidos, son los eventos culturales que más frenesí mediático se llevan entre sí.

Estas citas son una mezcla perfecta entre lo que la industria del cine tiene que mostrar a los críticos y espectadores, combinado con la moda, las fiestas de lujo, las tendencias, el glamour, los iconos culturales y una interminable lista de actividades que suceden alrededor de cada una de estas citas internacionales.

Pocos cónclaves ostentan estar entre los mejores. El Toronto International Film Festival (TIFF), el Festival de Cine de Berlín (Berlinare), el Festival de Cine de Venecia, el Festival de Cine de Sundance y el Festival de Cine de Cannes, que culminó recientemente premiando al poeta del cine estadounidense, Terrence Malick, con el filme El árbol de la vida, son el cénit de la industria.

En sí, el Festival de Cine de Cannes genera una serie de informaciones que seguramente marcarán el compás cinematográfico de lo que se mostrará en las salas de cine en todo el mundo.

Fuera de competencia, los grandes estudios aprovechan la oportunidad para mostrar los estrenos de la temporada. Por ejemplo, el equipo de Piratas del Caribe, embarcó en Cannes para mostrar su cuarta entrega, y asimismo lo hicieron los productores de la segunda parte de Kung Fu Panda. Claro, al cierre de este festival, ninguno de estos filmes logra despertar la simpatía de una masa crítica que celebra más cine de autor y productos más orientados hacia el mercado de cinéfilos que disfrutan del cine desde una perspectiva más orientada.

En un festival de cine como Cannes, la alfombra roja es un evento a destacar. La revista InStyle, en su recuento de las actrices mejor vestidas de Cannes, aplaude, por ejemplo a la cantante británica Cheryl Cole, quien en la presentación de la película Habemus Papam, del italiano Nanni Moretti, se lució con un vestido de Stephane Rolland, luciendo ‘elegante y classy’.

La actriz estadounidense Uma Thurman hizo lo suyo también con un vestido Versace que pronunciaba un escote en la espalda y una abertura en la pierna. Por su parte, la bella Zoe Saldaña, vistió de Armani Privé para darle un aire jovial a la alfombra.

El toque de glamour contrastaba con la inusitada decisión de los organizadores del evento quienes declararon persona non grata al director danés Lars Von Trier, reconocido mundialmente por sus trabajos en Dancer in the dark, Rompiendo las olas y Anticristo, quien hizo referencias hitlerianas que provocaron la ira en Cannes.

En cuanto a la participación de Iberoamérica en el 64º Festival de Cannes, el nombre de moda es el del argentino Pablo Giorgelli, quien conquistó la Cámara de Oro con su ópera prima Las Acacias, la historia de un camionero grosero con cierta sensibilidad y paternalismo.

Por su parte, las apuestas estaban abiertas para que La piel que habito, última obra de Pedro Almodóvar, hiciera su paso triunfal después de la Viridiana de Luis Buñuel, sin embargo este filme, que conquistó fanáticos y críticos al mismo tiempo, no ganó el premio esperado, pero sí conquistó un premio de la juventud.

Mientras tanto, los colombianos lograron presentar en la sección de quincena de realizadores una co producción de Colombia, España, Uruguay, Argentina y Francia, dirigida por el colombiano Alejandro Landes llamada Porfirio.

Este filme se basa en un hecho real ocurrido en el año 2005 cuando un hombre en silla de ruedas secuestró un avión con dos granadas ocultas en su pañal, con el firme propósito de llamar la atención del entonces presidente Álvaro Uribe.

En cuanto a los mexicanos, el cine que cuestiona la espiral violenta en la nación azteca se hizo presente con los filmes Miss Bala, de Gerardo Naranjo, que cuenta la tragedia de una aspirante a reina que se debate en el escenario criminal; El velador, de Natalia Almada, que en formato documental filma lo ocurrido en el cementerio de Sinaloa y Días de Gracia, de Everardo Gout, sobre la industria del secuestro.

En Panamá nos estamos preparando para tener una cita con estas características internacionales. Ello ocurrirá en febrero del próximo año con IFF Panama, y para ello nos estamos preparando como país.

LOS GANADORES DE 2011

Palma de oro : ‘El árbol de la vida’, Terrence Malick (EUA)

Gran premio: ‘Érase una vez en Anatolia’, Nuri Bilge (Turquía)

Gran premio: ‘Le gamin au vélo’, Jean-Pierre y Luc Dardenne (Bélgica)

Mejor actriz: ‘Melancolía’, Kirsten Dunst (Dinamarca)

Mejor actor: ‘The Artist’, Jean Dujardin (Francia)

Mejor director ‘Drive’ , Nicolas Winding Refn (Dinamarca)

Mejor guión: ‘Footnote’, Joseph Cedar (Israel)

Premio del jurado:

Polisse Maiwenn (Francia)

Premio de la juventud: ‘La piel que habito’ Pedro Almodóvar (España)

Cámara de oro: ‘Las acacias’, Pablo Giorgelli (Argentina)

Mejor cortometraje: ‘Cross Country’, Maryna Vroda (Ucrania)

Mención especial: ‘Traje de baño 46’ Wannes Destoop (Bélgica.