Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Café Estrella

Estrellas indignadas

PANAMÁ. El escándalo es de proporciones inimaginables. Los pinchazos telefónicos en el Reino Unido han salpicado a muchos miembros del o...

PANAMÁ. El escándalo es de proporciones inimaginables. Los pinchazos telefónicos en el Reino Unido han salpicado a muchos miembros del orden y sobre todo a la prensa amarillista. Resulta que el domincial The News of The World tuvo el atrevimiento de pagarle a detectives para que estos, ilegalmente, intervinieran los teléfonos celulares de varias personalidades del mundo del espectáculo, e incluso a componentes de la realeza. La bomba estalló cuando el actor Hugh Grant se enteró, por boca de un ex reportero del mencionado semanario, que su móvil y el de muchas otras personalidades estaba siendo ‘pinchado’.

Grant, impresionado por la confesión del ex periodista Paul McMullan, decidió poner orden. Este, como en una película de espionaje, se citó por segunda ocasión para charlar con McMullan y como si fuera él el periodista, guardó la conversación en una grabadora oculta en su traje. Grant publicó el material en la revista New Stateman y posteriormente habló con la BBC quien rápidamente hizo eco de la información.

Pero no solo The News of The World ha sido embarrado en este escándalo. Según el relato de Grant, algunos tabloides sensacionalistas han pagado enormes sumas de dinero a otros personajes para que retiren denuncias contra ellos. Es el caso de News International que llegó a un acuerdo económico con la actriz Sienna Miller para que esta desistiera de realizar una demanda contra el rotativo por supuestas escuchas telefónicas.

La bola pica y se extiende porque Jude Law también tiene su papel protagónico en este embrollo. El actor de 38 años interpuso una demanda contra The Sun, el otro diario propiedad de magnate de la comunicación Rupert Murdoch. ‘Grant se quejó de The Sun por la difusión de cuatro artículos entre 2005 y 2006, que según el denunciante, se basaron en informaciones descubiertas gracias al pinchazo de su contestador’, según una nota de AP.

Otro detalle curioso en este caso es que la propia prensa, pero la más seria, le ha seguido la pista a The News of The World. El periodista de The Guardian, Nick Davies, pasó años investigando sobre el tema. ‘Es una gran historia sobre el abuso de poder... Eso es lo que todos los periodistas quieren exponer, ¿no? El abuso de poder’, dijo Davies a la AP.

Pero la práctica de The News of The World no es nueva. Según la misma AP el semanario más popular y vendido de Inglaterra empezó el juego con una historia sobre el príncipe Guillermo. ‘Todo comenzó en 2005, cuando el tabloide publicó una historia sobre el príncipe Guillermo, que entonces sufría una lesión en la rodilla. El personal palaciego creía que el periódico, el cual formaba parte del imperio de medios de Rupert Murdoch, se había enterado de la lesión escuchando los mensajes telefónicos del príncipe y pidió a la policía que investigara’, señala la agencia. Luego de la investigación las autoridades encerraron al el reportero Clive Goodman y el investigador privado Glenn Mulcaire. Se cree que se hayan intervenido más de 4 mil líneas telefónicas que también incluya a políticos, empresarios y deportistas.