Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Café Estrella

En un planeta revolucionado

En esta emocionante y nueva película El planeta de los simios: revolución 2011, Freida Pinto estelariza a Caroline; una especialista en ...

En esta emocionante y nueva película El planeta de los simios: revolución 2011, Freida Pinto estelariza a Caroline; una especialista en primates que guarda un profundo amor por los animales a su cargo. En su día a día conoce al científico Will Rodman, (James Franco) cuando Ceasar, su chimpancé mascota, necesita atención médica. Caroline se da de cuenta que Will la atrae y que Caesar no es un animal ordinario. De lo que no tiene idea es que est e avanzado simio es producto de un extraordinario aunque bizarro experimento. Con motivo del estreno de esta producción, a principios del próximo mes en Panamá, Ego reproduce una entrevista con Freida Pinto, la protagonista de esta nueva producción cinematográfica. >intro vinito< ¿Qué te atrajo del papel de Caroline?>

Es una historia fantástica, fue una de las mejores narrativas que leí en el 2010, es un guión muy bello. Interpreto a Caroline, la especialista en primates y veterinaria que ha dedicado toda su vida a estudiar y trabajar con estos hermosos animales. >intro vinito< ¿Además de ser un emocionante drama, es también una historia de amor?>

Es una visión muy distinta al tipo de historia de amor que hemos escuchado antes. Es una historia en donde la mujer intenta pacificar al hombre que ama (Will Rodman), intenta hacerlo comprender y ser más racional. >intro vinito< ¿Qué tipo de mujer es ella? >

Caroline es la voz de la razón en el filme; esa es la mejor manera en que la puedo describir. Lo que más me gusta del personaje es que ella habla mucho de la ética. Es ese tipo de personas que quiere escuchar el otro lado de la discusión, lo cual ahora ya es algo raro. >intro vinito< ¿Cómo fue la química entre usted y James Franco? >

Es un actor extraordinario y todo el mundo lo sabe. Lo que lo hace tan sorprendente es que tiene algo que intriga. Todo el mundo quiere saber cómo logra hacer diez cosas a la vez. >intro vinito< ¿Cómo fue trabajar con Rupert Wyatt, un director joven? >

Un gran director no necesariamente tiene que ser uno ya recorrido, puede ser uno que apenas debuta; aún así puede resultar alguien absolutamente brillante. La experiencia es importante pero algunas personas como Rupert Wyatt tan solo tienen un talento que les ha sido heredado.>intro vinito< ¿Trabajó con monos verdaderos >

No. El joven Caesar es interpretado por una muchacha de 18 años de edad llamada Devyn Dalton. Es muy hermosa y es casi imposible imaginar que ella interprete a un chimpancé (sonríe). Es adorable, pero cuando ves su lenguaje corporal te puede vender al personaje por completo. No utilizamos para nada animales verdaderos pues por principio de cuentas no es fácil y además fue la tecnología la que nos permitió emularlos.>intro vinito< ¡tiene usted afinidad con los animales? >

Estoy interesada en los animales pero no siento que sea buena para manejarlos porque les tengo un poco de miedo. No sé lo que sea ni de dónde proviene, pero me gusta observarlos. Mi madre no dejaba que tuviera una mascota porque crecí en un ambiente en donde siempre había espacios abiertos. Después ella se mudó a Bombay, una jungla de concreto muy parecida a Nueva York.>intro vinito< ¿qué opina sobre la relación del hombre con la ciencia y la ética, en la cinta? >

Bueno, no quiero contar más sobre la película, pero creo que hay cosas en las que uno no se debe meter. Creo que la ciencia es asombrosa pero hay cosas que necesitan ser dejadas en paz y eso es también un concepto muy espiritual.>intro vinito< ¿Es usted una persona espiritual, la criaron como católica? >

Lo soy, y mi lado espiritual surgió por haber viajado y hablado con muchas personas distintas y escucharlos narrar sus historias; y no necesariamente solo Católicos, sino también Hindús y Judíos. Viajar a Israel hace más rico tu lado espiritual.>intro vinito< ¿Cuánto le ha cambiado la vida desde Slumdog Mollonarie? >

La vida es grandiosa y Slumdog Millonaire fue una asombrosa oportunidad que se me brindó a manera de regalo. Cuando tienes un regalo como ese, puedes hacer lo que quieras con él; ya bien que lo capitalices y le saques el mayor provecho o puedes dejarlo ahí quieto para que eventualmente se pudra. Creo que decidí capitalizarlo y ha sido lo mejor que hecho.>intro vinito< ¿Pasa mucho tiempo en la India? >

Me encanta pasar buen tiempo en la India y mucho después de cuatro o cinco meses de agitada filmación. Hay cierto encanto en regresar a vivir con mis padres y pasar el tiempo con las personas con las que creciste.